Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de enero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Boricua se salva de los terroristas

Estuvo escondido por tres días en la planta de gas en Argelia

 

Por Ricardo Cortés Chico / rcortes@elnuevodia.com

Las sirenas de la planta de gas sonaron. Los terroristas acababan de derribar el portón de entrada y comenzaron a mantener como rehén a todos los que se encontraban en su paso.

Wilmer Lebrón Ayala era el único puertorriqueño en el sangriento ataque ocurrido en la localidad de  In Amenas, en Argelia. Fue uno de los siete ciudadanos estadounidenses que sobrevivieron el asalto terrorista, en su caso, escondido por tres días debajo de las camas del dormitorio de la planta, confirmó ayer el secretario de Estado designado, David Bernier.  

Ayer, las autoridades de Argelia ofrecieron detalles del saldo de la también llamada “Crisis de Rehenes en Argelia”. Según informó la agencia de noticias EFE, el primer ministro de este país, Abdelmalek Selal, precisó que murieron unos 37 extranjeros, trabajadores en  la planta de gas. También, en la operación de rescate de los rehenes fallecieron 29 de los 32 secuestradores. 

Según el relato que Lebrón Ayala le hizo a empleados municipales de Sabana Grande, los terroristas nunca llegaron a encontrarlo. Él solo escuchó las voces de los secuestradores, que por momentos entraban al dormitorio para verificar que no quedara nadie adentro. 

Según explicó Hiram Vega, ayudante del alcalde de Sabana Grande, Lebrón Ayala precisó a los empleados municipales que cuando sonó la alarma de las instalaciones, apagaron los interruptores generales que dan electricidad al área de los dormitorios. La oscuridad que esto provocó permitió que no los detectaran. 

 Lebrón Ayala y sus acompañantes salieron del dormitorio durante el fin de semana cuando comenzaron a escuchar voces distintas en los pasillos de las instalaciones de gas. Resultaron ser los rescatistas que enviaron a las autoridades de Argelia con el apoyo de la comunidad internacional para enfrentarse a los terroristas.

No se precisó cuál era el trabajo que hacía Lebrón Ayala en la planta africana. Solo se mencionó que era un técnico en las operaciones de extracción de gas.

“Trabajaba dentro de la planta y su dormitorio era dentro de la misma facilidad. Al momento de escuchar a los supuestos terroristas, se escondió debajo de su cama y estuvo allí por tres días”, precisó una allegada del boricua a El Nuevo Día. La mujer prefirió que no se le identificara.  

A su salida, el hombre fue llevado hasta una base militar estadunidense en Alemania. Luego fue transportado a Puerto Rico. 

Vega precisó que el vuelo aterrizó poco después de la medianoche de ayer. El boricua, testigo de este sangriento asalto terrorista, fue llevado por el municipio de Sabana Grande hasta su casa en el barrio Susúa de este pueblo, donde viven sus padres. Según se informó, posteriormente fue ubicado en otra residencia por personal del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). Los agentes de esta agencia estadounidense sirvieron de escolta para el hombre, al menos durante las primeras horas de regreso a Puerto Rico. 

  De hecho, versiones apuntan a que Lebrón Ayala fue hasta encapuchado cuando se bajó del avión militar que lo llevó hasta la base aérea Muñiz, en Carolina. El caso está siendo trabajado por las autoridades estadounidenses con estricta confidencialidad. De hecho, se informó que se le advirtió a los familiares que no podían dar detalles de lo ocurrido. 

Mueren ciudadanos de EE.UU.

Ayer, el Departamento de Estado de Estados Unidos, a través de su portavoz, Victoria Nuland, confirmó que tres estadounidenses murieron en el ataque terrorista de Argelia. 

 Las víctimas fueron identificadas como  Victor Lynn Lovelady, Gordon Lee Rowan y Frederick Buttaccio, según el comunicado de prensa difundido por esta agencia. 

 “Sabemos que siete ciudadanos estadounidenses sobrevivieron el ataque. Debido a consideraciones de privacidad, no tenemos más información que proveer”, escribió Nuland en el comunicado. 

Un plan completo

Según informó EFE, el primer ministro de Argelia precisó que el grupo de asaltantes estaba compuesto por 32 individuos, 29 de los cuales murieron y tres fueron capturados vivos.

Selal declaró que este grupo, que se autodenominaba “Los que firman con sangre” y que estaba dirigido por el terrorista argelino Mojtar Belmojtar –quien al parecer no participó directamente en el asalto–, llevaba preparando la acción desde hacía dos meses y tenía un plano detallado del complejo gasístico, así como armamento pesado y sofisticado.

La banda fue conducida hasta el lugar por un antiguo empleado de la planta. El plan original de los asaltantes era capturar un autobús cargado de ciudadanos extranjeros que la madrugada del pasado miércoles salió de las instalaciones de gas en dirección al aeropuerto de In Amenas.

“Sin embargo, ante la respuesta de los gendarmes que protegían el autobús, los terroristas se retiraron y se dividieron en dos grupos, recorrieron los cinco kilómetros que aún les quedaban hasta la planta y entraron”, dijo. 

En la entrada de las instalaciones, los terroristas tirotearon al guardia argelino que franqueaba la puerta y que, según el relato de Selal, tuvo tiempo de accionar la alarma antes de morir.

Una vez dentro, reagruparon a los trabajadores no argelinos y les colocaron explosivos. Según el primer ministro, las exigencias de los terroristas eran irrazonables. Un total de 792 trabajadores, 107 de ellos argelinos, sobrevivieron al asalto terrorista.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: