Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
18 de agosto de 2010
Puerto Rico Hoy
 

Bosques en la ruta del gasoducto

Casa Pueblo realiza un análisis técnico del proyecto

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

ADJUNTAS - La organización comunitaria Casa Pueblo denunció ayer que el gasoducto que cruzaría la Isla de sur a norte y de norte a este afectará más de 1,500 cuerdas de bosques, afectando a su vez la biodiversidad que albergan y varios cuerpos de agua.

El director de Casa Pueblo, Alexis Massol González, indicó que, a diferencia de lo que asegura el Gobierno, la ruta del gasoducto impactaría 51 comunidades. Sostuvo, además, que el ahorro en costos por combustible al cambiar de petróleo a gas natural sería de 18% y no de 30%, como dice la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Massol González mencionó que algunas áreas naturales que se impactarían son el bosque La Olimpia y el bosque del Pueblo, en Adjuntas, así como el bosque de Vega, el caño Tiburones, el balneario de Punta Salinas y el parque lineal del río Bayamón.

Asimismo, contó que la ruta del gasoducto -de 146 kilómetros de largo- tiene un “radio de impacto potencial” de más de 100 metros de ancho. Esta ruta sería el acceso de maquinaria y materiales para la construcción del proyecto, que supondría un movimiento de tierra estimado en 8.2 millones de metros cúbicos.

“La conservación de las cuencas hidrográficas de los ríos Grande de Arecibo y Portugués se afectarán por la construcción y operación del gasoducto”, dijo Massol González, quien, entre otros efectos, mencionó destrucción de afluentes y aumento en sedimentación.

Añadió que la obra tendría “impactos graves” en terrenos agrícolas, específicamente sobre 106 cuerdas de café, 305 cuerdas de heno y 329 cuerdas de otras actividades.

Según el análisis técnico y científico que realizó Casa Pueblo, el gasoducto atravesaría terrenos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Utuado, entradas de iglesias, gasolineras y comunidades, por ejemplo, Levittown, en Toa Baja, donde residen 30,071 personas.

En tanto, el ingeniero eléctrico Gerson Beauchamp indicó que la reducción en costos será menor a la expresada por la AEE, toda vez que -según datos del 2008- la diferencia en precio entre el petróleo y el gas natural fue sólo de $2.25 por millón de BTU.

En ese entonces, el gas natural costaba $10 por millón de BTU, mientras que el residual #6 costaba $12.25. Según Beauchamp, la AEE no puede hacer sus estimados de ahorros con información de meses en particular porque los precios cambian de acuerdo a variables que el País no controla.

“Las plantas de la AEE no fueron diseñadas inicialmente para operar con gas natural. Serán adaptadas, pero con eficiencias menores”, dijo, al advertir que los gastos de construcción del gasoducto, así como de la conversión de las plantas los pagarán -a fin de cuentas- los millones de clientes de la corporación pública.

Señaló que los 4,000 empleos que se crearían durante la construcción del gasoducto en el 2011, se perderán el año siguiente cuando termine la obra. Describió como un “monopolio seguro al bolsillo” el que eventualmente sería un solo suplidor -EcoEléctrica- el que controlía casi todo el combustible (70%) necesario para la producción energética local.

Mientras, el microbiólogo Arturo Massol Deyá presentó la propuesta comunitaria de Casa Pueblo, que consiste en alcanzar un 15% de producción de energía con fuentes renovables para el 2015 a través de generación distribuida con sistemas fotovoltaicos.

Citando un estudio de la UPR en Mayagüez, Massol Deyá aseguró que utilizando el 65% de los techos del País se podría generar con paneles fotovoltaicos toda la energía eléctrica necesaria en las horas pico. La propuesta de Casa Pueblo es que las personas (capital privado) asuman el 25% del costo de estos sistemas y el Gobierno el resto.

“Alcanzar esta meta significaría $360 millones al año que se retendrían en el País sólo por concepto de la compra de combustible”, detalló.

La segunda parte de la propuesta, añadió el experto, es reducir el consumo energético un 10% para el 2015 aprovechando tecnología. De lograrse, el ahorro sería de $240 millones.

El biogeógrafo Alexis Dragoni Cebellero expuso que la construcción de una planta y tanque de almacenamiento de gas natural en el área de San Juan es viable, ya que la bahía tiene suficiente calado para recibir los barcos cisterna y existen terrenos previamente impactados. “Se elimina el impacto ambiental de la ruta propuesta y el proyecto costaría un tercio menos”, dijo.

1,500

cuerdas de bosques que se afectarían

8.2

millones de metros cúbicos de tierra que se moverían

223

cuerdas de la zona de conservación especial del karso que se afectarían

740

cuerdas de terrenos agrícolas que se afectarían

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: