Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de febrero de 2013
11:52 p.m. Modificado: 20 de febrero de 2013 08:08 a.m. Política
 

Cámara aprueba reforma legislativa sin dietas y con legislador ciudadano

El legislador, según el proyecto, retiene el salario que recibe actualmente

 

Por Antonio R. Gómez / antonio.gomez@gfrmedia.com

La Cámara de Representantes aprobó casi al filo de la medianoche el proyecto de reforma legislativa que sometió más temprano en el día la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) y en el que se elimina el pago de dietas, el estipendio por vehículos de motor y se establece el “legislador ciudadano”.

El denominado "legislador ciudadano", según el proyecto, retiene el salario que reciben actualmente los legisladores y tendrá además “la oportunidad de desempeñar labores extralegislativas con remuneración en el ejercicio de sus profesiones u oficios”.


El proyecto fue aprobado con el voto en contra de la delegación del Partido Nuevo Progresista, cuya petición para abstenerse fue denegada por el presidente de la Cámara, Jaime Perelló.

Al momento de votar, los legisladores del PNP indicaron que votaban "abstenidos, con voto explicativo". Ese voto, sin embargo, se cuenta en contra, por lo que la votación final fue de 26 a favor y 23 de rechazo al proyecto de ley que ahora pasa a la consideración del Senado, cuyo presidente Eduardo Bhatia adelantó que lo someterá a vistas públicas.

La presentación de la medida estuvo a cargo del presidente de la Comisión de Gobierno, José "Cony" Varela, quien proclamó que hoy es un “día histórico” en el que “se terminan las dietas, se termina el legislador a tiempo completo y los que quieran, - es opcional - pueden buscar un trabajo adicional, si es que lo necesitan; y se elimina también el estipendio por carros”.

Varela estimó que con esta medida se está “recortando $48,000 del sueldo de cada uno de ustedes. Se le está economizando a esta Cámara y el pueblo de Puerto Rico $48,000 por cada uno de ustedes”.

La oposición del PNP estuvo a cargo del expresidente cameral José Aponte Hernández, quien afirmó que “esto no es un asunto del salario de los legisladores, es un asunto del balance constitucional”.

Sostuvo que “en la manera en que se está legislando improvisadamente hoy, se está recargando el poder hacia un sector, hacia el Ejecutivo. Esto nos lleva hacia un poder imperial del Gobernador. Tiene vestigios de mediados del siglo pasado, poco antes y poco después de la Constitución. Debilita la habilidad de la mayoría y la minoría en la fiscalización del Ejecutivo”, dijo.

Aponte Hernández hizo un recuento de todos los beneficios y recortes que se han hecho en la Legislatura, entre los que mencionó la eliminación del pago de celulares, la obligación de pagar por el consumo en el salón café y los llamado “barriles de tocino”.

"¿Qué más hay que ceder para representar al pueblo? Vamos a ser realistas con nosotros mismos, no seamos hipócritas para satisfacer un sector que es insaciable”, planteó Aponte Hernández.

“Hubo una ley de eliminación de aumento automático y se mantuvo el mismo presupuesto desde el 2005, y siguen tirándole a la Asamblea Legislativa. Vamos a aceptar nuestra responsabilidad. La reforma legislativa no es cuestionarle el futuro ni la seguridad de los miembros de esta Legislatura”, observó el legislador cameral del PNP.

Perelló bajo del estado presidencial para consumir un turno en el debate desde el hemiciclo y sostuvo que esta reforma legislativa “es resultado de un pueblo puertorriqueño que por mucho tiempo ha estado pidiendo cambios”.

“En esta noche, esta mayoría legislativa aprueba y cumple con el compromiso de una reforma legislativa total. Por años se ha pedido a los legisladores que entreguen sus dietas. En esta reforma legislativa se acaban las dietas; una y otra vez legisladores entregaran el estipendio del vehículo y no pasaba. Esta mayoría legislativa entrega ese beneficio”, dijo el presidente cameral.

“Luego de dar este paso que vamos a dar hoy y encaminar esa reforma legislativa como se le prometió al país, podemos dedicar todo nuestro tiempo y todo nuestro esfuerzo para atender los serios problemas que tiene el pueblo puertorriqueño”, agregó Perelló, quien consideró que “la gran mayoría de los puertorriqueños ven esto como un paso positivo para cumplir con nuestras promesas”.

El proyecto, además de establecer el salario para el legislador ciudadano, dispone que dicho legislador, “no disfrutará de ciertos beneficios que son comunes para los demás empleados públicos, tales como acumular y recibir pago por vacaciones regulares, o por enfermedad, recibir pago de bono de navidad o pago global al finalizar sus funciones”.

Si se les permitiría acogerse al Sistema de Retiro de Empleados Públicos del Gobierno Central y recibir aportación para planes médicos como cualquier empleado de la Rama Legislativa.

Establece como salario el actual de $73,775 anuales, pagaderos quincenalmente. Los vicepresidentes de cada cuerpo legislativo recibirán un salario de $84,841 anuales, mientras que el salario de los presidentes de cada cámara será de $110,663 anuales. A los presidentes legislativos se les prohíbe obtener ingresos de otras fuentes.

Para los portavoces de cada partido político se mantiene el salario actual de $84,841 anuales, y para los presidentes de las comisiones de Hacienda y de Gobierno del Senado y de la Cámara se mantienen el vigente de $84,841 anuales.

Dispone el proyecto, por otra parte, que “los legisladores deberán desempeñar sus funciones oficiales y representativas asistiendo a las sesiones y comisiones a las cuales pertenezcan”.

Añade que “así mismo, quedan debidamente autorizados a continuar desempeñando sus profesiones u oficios cuando tales actividades lucrativas se lleven a cabo fuera de horas en que el cuerpo al pertenezcan o las comisiones en las que sean miembros en propiedad, estén reunidas”.

“Queda prohibida al legislador ciudadano, toda actividad privada que sea incompatible con el ejercicio de sus funciones oficiales. A tales efectos, cada cuerpo legislativo aprobará un Código de Ética para regular las funciones del legislador”.

“El deber primario del legislador ciudadano será con el ejercicio de sus funciones oficiales y representativas, debiendo asistir con puntualidad a los trabajos del Cuerpo y de las comisiones en las cuales sea miembro en propiedad, independientemente que el Cuerpo esté o no en sesión”, según la pieza legislativa.

La medida aclara lo que se consideran ingresos fuera del legislador para fines de lo que se autorizaría dentro del Código de Ética, que dispone que se aprobará por ambos cuerpos tan pronto se apruebe la medida y deberán tenerlo listo cuando la misma entre en vigor, lo que ocurrirá 30 días después de su aprobación por el Gobernador.

Al presentar el acuerdo del caucus para la radicación de este proyecto, el presidente Perelló aseguró que no habrá sesiones de noche y que las comisiones se seguirán reuniendo durante horas del día.

Sin embargo, esta medida fue discutida y votada el martes en la noche.

La limitación al pago de dietas excluye, por otra parte, a los miembros de la Asamblea Legislativa “que no reciban salario anual por estar acogidos a algún sistema de pensión”.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: