Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
7 de septiembre de 2013
1:40 p.m. Modificado: 7:14 p.m. Seguridad
 

Capturan a secuestrador que paseó a su víctima por tiendas de Ponce

Enfrentará cargos por los hechos, tras ser interceptado por la Policía en un centro comercial

 

Por Maribel Hernández Pérez / maribel.hernandez@gfrmedia.com


Un integrante de un grupo que se vale de esquema de fraude mediante llamadas telefónicas para exigir dinero enfrentará cargos por secuestro, tras su arresto ayer en un centro comercial de Ponce, mientras le restringía la libertad a un universitario.

 Los sucesos comenzaron el viernes a eso de las 6:44 p.m. cuando José R. Hernández, un estudiante de leyes, recibió una llamada en su celular en la que un desconocido le informó que su padre estaba en el hospital, ya que había sufrido un accidente de tránsito que involucraba a un delincuente del bajo mundo, reveló el sargento Efraín Figueroa, subdirector de la División de Robos del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) del Área de Ponce.

De acuerdo con el relato del querellante, el hombre que lo estaba llamando le pasó el teléfono a otro individuo que se hizo pasar por el perjudicado del accidente quien le exigió $3,000, alegando que tenía que ser sometido a una operación de emergencia. Hernández le indicó que no tenía dinero en efectivo, ni tampoco transportación, pero que si pasaban a buscarlo a su residencia en la urbanización Las Delicias de Ponce haría las gestiones.

 “Nunca le permitieron que cortara la llamada, llegaron a la residencia, se montó en el auto y lo llevaron a varios lugares como gasolineras y farmacias, pero no pudieron sacar el dinero (del cajero automático)”, declaró el sargento.

 Figueroa detalló que lo que no sabía el delincuente ni el perjudicado era que varios vecinos del sector observaron la guagua en actitud sospechosa frente a la residencia del joven y llamaron a través del sistema de emergencias 9-1-1- para ofrecer la descripción del vehículo en el que entendía lo habían obligado a montarse.

 Prosiguieron hasta el Banco Popular del centro comercial Centro del Sur, donde lo obligaron a retirar $500 del cajero automático, que es el límite de dinero en efectivo que se puede obtener en un día.

 “Como no podían retirar más dinero, el individuo le indicó que necesitaba hacer unas compras y lo llevó hasta el centro comercial Plaza del Caribe Mall, donde hicieron una compra de ropa, zapatos y otros artículos en diferentes tiendas por la cantidad de $4,030”, detalló Figueroa.

 Cuando salieron del centro comercial, el conductor llamó a otro individuo de quien recibía instrucciones a quien le preguntó qué harían con el estudiante y le ripostó al interlocutor que “no haría eso”, porque había sido cooperador.

 Al escuchar esas expresiones, Hernández le rogó que lo llevara hasta su hogar, pero cuando van transitando por la marginal hacia el centro comercial Valle Real, para entrar a un restaurante de comida rápida vieron muchos policías y cuando el conductor de la guagua intentó evadirlos, fue puesto bajo arresto por el policía Carlos Colón. 

Figueroa añadió que la guagua marca Nissan Pathfinder, color roja, era manejada por el detenido Christian Ariel Velázquez Méndez, de 24 años y residente de la calle Fogos de Ponce, a quien se le ocupó el dinero, presuntamente retirado del cajero automático, y otros billetes más de diferentes denominaciones.

 El caso será consultado con el fiscal de turno para la radicación de los cargos correspondientes.

Recientemente, la Rama Investigativa de la Policía alertó a la ciudadanía sobre una serie de prácticas engañosas mediante llamadas telefónicas amenazantes en las que se le advierte que se mantiene a un familiar o amigo secuestrado y que están dispuestos a matarlo si no se les entrega una suma de dinero en efectivo, solicitada.

En ocasiones, estos delincuentes le ofrecen a su víctima la alternativa de enviar el dinero a través de sistema de valores, giros postales o hasta les manifiestan su disponibilidad para pasar por su residencia a recoger el dinero, se informó.

A pesar de que no se han ofrecido estadísticas sobre la cantidad de las personas que han caído víctimas de esta práctica, la misma constituye un esquema de fraude engañoso por lo que se advirtió a los ciudadanos a que si recibe este tipo de llamadas amenazantes se comuniquen inmediatamente con la Policía antes de entregarles alguna suma de dinero a los timadores.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: