Top de la pagina

Cartas

Cartas

Nos hubiera gustado ver a la secretaria de Salud, Ana Ríus, y a la epidemióloga del Estado, Brenda Rivera, personalmente en la televisión y en los periódicos instruyendo como profesionales a la comunidad sobre cómo evitar la propagación de la epidemia del chikungunya.

Nada más elocuente que ver a una epidemióloga en la televisión vaciando un tiesto con agua estancada para modelar lo que debe hacerse.

La transmisión de una enfermedad como esta depende de una cadena de eventos. Si se aísla a los que la padecen y se fumiga su residencia para matar los mosquitos que los han picado y los que los puedan picar, esto evitaría la propagación de la enfermedad.

Esto, además, de los intentos para evitar la contaminación que como sabemos está causando muertes, por lo que cualquier esfuerzo más allá del realizado está más que justificado.

Otras condiciones también transmitidas por mosquitos tales como la malaria han sido erradicadas, por lo que invitamos a que se siga luchando para buscar tener igual resultado.

Es más importante evitar una enfermedad que describirla o tratarla después.

El 30 de octubre se publicó una carta bajo el título “Prejuicios de un autor”, firmada por el Dr. Manuel E. Bahamonde. Ahí a su vez acusa el doctor Bahamonde a otra persona, el Dr. Gazir Sued, de haberse inventado un pasaje bíblico, en particular unas palabras de Jesús de Nazaret.

No conozco al doctor Bahamonde ni al doctor Sued, pero probablemente no seré ni el primero ni mucho menos el único en percatarme de que la cita presentada por este último es legítima, no inventada, y se encuentra en Lucas 19:27. Sorprende que el doctor Bahamonde, siendo profesor de religión, no la conozca ni la hubiese podido encontrar, más aún en los tiempos que vivimos, donde hay tantos recursos electrónicos de búsqueda.

Los que nos dedicamos al estudio de la creación con la palabra siempre nos gusta inventar mundos mejores. Hace años que indico que ese debe ser el requisito de los gobernadores, legisladores, jefes de agencia y sigue por ahí.

Usted quiere ubicarse en este puesto para ayudar a su pueblo, magnífico: el requisito es: matricular a sus hijos en la escuela pública y sigo, debe tomar transportación pública. Los que tenemos carro y queremos no contaminar el ambiente, pagar menos gasolina y compartir con todo nuestro pueblo, tomamos transportación pública y vivimos el problema y sabemos lo que debe mejorar.

Por supuesto, también deben tener la tarjeta de la salud, ir a los CDT y esperar meses para las citas con especialistas. ¡Cuidado! ¡No! Nadie va a colar al gobernador, él o ella debe ser solidario con las horas de espera de nuestro pueblo.

El alcalde de Vieques, Víctor Emeric, en su página oficial titulada “Alcalde Aclara”, no nos ha aclarado absolutamente nada con relación a su intención de arrendar parte del rompeolas y 45.6 cuerdas de terreno.

No me opongo al desarrollo de la Isla Nena, pues fue por eso que luchamos para sacar la Marina de Guerra, pero ese desarrollo no puede lograrse tomando decisiones a tientas.

En su “página” no nos dice cuánto es el alquiler por cuerda que pagarán los arrendatarios y qué usos les darán a esos terrenos y más importante aún cuántos empleos crearían.

Los viequenses sabemos que el alcalde no cree en la Ruta Corta y por eso intenta mutilar el rompeolas permitiéndole a un hotel utilizar la parte más importante del mismo.

Al señor alcalde le falta mucho por explicar.

Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: