Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
7 de marzo de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Causa contra dos estudiantes

Recluyen en un Centro de Detención a las jóvenes que agredieron e incitaron a agresión

 

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

PONCE – Dos jóvenes involucradas en el caso más reciente de bullying en su variante de acoso escolar, ocurrido el martes en una escuela superior de esta ciudad, durmieron anoche en el Centro de Detención de Niñas.

El juez Rubén Serrano, del Centro Judicial de Ponce, determinó enviar a las menores al Centro de Detención por seguridad.

Ambas niñas, de 15 y 16 años, recibieron diversos tipos de amenazas, informó Miguel Pereira, oficial de prensa del Departamento de Justicia.

Contra una de las estudiantes hubo causa por la falta de agresión, un delito menos grave. La otra joven enviada al Centro de Detención enfrenta una falta por incitar a la agresión.


Esa es la joven que grita a la agresora que golpee a otra alumna durante un incidente ocurrido anteayer minutos antes de que sonara el timbre de entrada de la escuela Bethsaida Velázquez, un plantel con una matrícula de 377 estudiantes.

Mientras, la directora del plantel, Irma Pérez, informó la suspensión de la agresora por 15 días lectivos, según lo establece el Reglamento General de Estudiantes del Departamento de Educación.

La agresión de la estudiante había quedado entre la paredes de la escuela hasta que supuestamente, la agresora, subió el vídeo de la golpiza a las redes sociales.

El vídeo capta el momento en que la joven agresora detiene a la perjudicada frente al comedor escolar poco después de las 7:00 a.m. y, tras cambiar unas palabras, la emprende a puños contra ella hasta que cae al suelo.


La grabación de la golpiza comienza mucho antes de la agresión física.

“La flaca no quería pelear”, dijo ayer uno de los estudiantes del plantel, refiriéndose a la víctima de la agresión. El jovencito explicó que en la escuela conocían que ellas iban a pelear porque la agresora lo advirtió en las redes sociales. Ambas alumnas cursan el décimo grado.

El estudiante narró que al separar a las jóvenes, la agresora se marchó y la agredida “estaba llorando”.

La trabajadora social de la escuela, Abigail Colón, dijo que se trata de “una situación que se da en el Facebook, porque una empezó a hacer expresiones sobre la otra, que es su amiga”.

También dijo que antes habían intervenido con la agresora porque cortaba mucha clase.

El padre de la joven agredida, Jesús Antonio Echevarría, quien se enteró de lo sucedido luego que se ventilara el vídeo en las redes sociales, dijo que al ver la agresión se sintió “molesto y triste... no sé lo que pasó ahí. Ahí hubo algo más”.

La mamá de la joven agresora rehusó hablar a la prensa. Al salir del tribunal se le vio llorar. En un momento comentó que sabía que su hija “lo había hecho mal”.

Mientras, Katherine Degró, madre de una estudiante de esa escuela, aprovechó la visita que la Policía hizo ayer al plantel para informar que su hija es acosada por la hermana de la estudiante agresora y que hace dos semanas esta la amenazó con agredirla.

“Yo fui directamente a la casa de su mamá y hablé con ella, las sentamos a ambas, pero la niña sigue”, denunció Degró. “La niña admitió que mi hija le cae mal. (La agrede) solamente porque mi hija le cae mal y obviamente quiero que se tomen cartas en este asunto”, indicó Degró.

Sin embargo, la directora de la escuela indicó que no tenía conocimiento de esa situación.

Entretanto, la directora de la Oficina de Asuntos Juveniles de la Policía en Ponce, Lilliam Ortiz, señaló que aunque de ese plantel no tiene informes de agresión entre estudiantes, sí trabajan con más de una veintena de casos de agresiones y alteración a la paz ocurridos en otras escuelas de la región de Ponce.

También indicó que la joven agredida físicamente no mostraba hematomas, pero la percibió “triste y retraída”

Vecinos de este plantel aseguraron que se trata de un escuela con pocos controles. Leopoldo Rangel, quien reside justo frente a la escuela y pertenece al Consejo de Seguridad Vecinal, aseguró que “no es tranquila”.

“Hay muchas situaciones a las que se le deben dar atención”, señaló. El hombre destacó que los estudiantes, tal como se observó ayer, a media mañana estaban fuera de los salones y aun cuando cierran los portones los estudiantes ganan acceso al exterior porque la verja está rota.

Personal del Departamento de Educación acudió ayer al plantel para intervenir tanto con las jóvenes involucradas en el caso como con el resto de la matrícula escolar.

A su vez, una trabajadora social del Departamento de la Familia acompañó a las partes durante las entrevistas de la Policía y el Procurador de Menores.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: