Cientos de estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR han participado en los trabajos del Centro de Nanotecnología (horizontal-x3)
Cientos de estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR han participado en los trabajos del Centro de Nanotecnología. (Jorge Ramirez Portela)

La estudiante Michelle Marrero García, quien cursa el segundo año en el programa de bachiller en Ingeniería Mecánica (INME) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), obtuvo el premio de mejor investigación (Best Overall) de la región sureste, durante la conferencia nacional del American Society For Engineering Education 2017 (ASEE).

Asimismo, ganó el segundo lugar como investigación individual a nivel de bachillerato. Estos galardones constan de un pergamino, que le dan un mayor prestigio. Incluso la ayudarían, en el futuro, a recibir alguna beca y en su proceso para entrar a la universidad.  

“Cuando escuché mi nombre, me sorprendí porque no lo esperaba. Estaba super feliz porque escogieron mi trabajo en una región que incluye a los estados del sur de los Estados Unidos y que me digan que, entre las investigaciones que se presentaron, la mía fue la mejor, es un privilegio inmenso", explicó con entusiasmo Marrero García.

"En el evento presenté la investigación que trabajo bajo la tutela del doctor Marcelo Suárez y mi mentor David Florián. Estudié las aleaciones de aluminio y magnesio cuando le añadimos nanopartículas de diboruro de niobio (NbB2), cuyo propósito es eliminar el fenómeno de Portevin – Le Chavelier, que se utiliza muchísimo en los procesos de manufactura en la industria automotriz”, comentó la joven.

Este proyecto busca que los materiales usados en partes de autos o aviones sean más resistentes a través de innovadores compuestos con nanopartículas. Lo que a su vez, los hace más fuertes.

Durante el evento, que se llevó a cabo en Puerto Rico, Marrero presentó un afiche científico. Tuvo que responder a las preguntas de los jueces, quienes no estaban identificados.

La colegial forma parte del Centro de Excelencia de Investigación en Ciencia y Tecnología (CREST) del RUM, desde que cursaba la escuela intermedia. Fue entonces, cuando una de sus maestras de ciencia, la motivó para que participara en el campamento de verano del mencionado proyecto. Desde ese momento, la joven se integró con la investigación y la nanotecnología.

La investigación de Michelle Marrero García busca que los materiales usados en la manufactura de vehículos o aviones sean más resistentes a través de compuestos con nanopartículas. (Suministrada)
La investigación de Michelle Marrero García busca que los materiales usados en la manufactura de vehículos o aviones sean más resistentes a través de compuestos con nanopartículas. (Suministrada)

“Michelle es una de mis motivaciones para seguir realizando investigación en una universidad que enfrenta los mayores retos económicos y políticos de toda su historia. Esta joven mayagüezana, producto de la educación pública, pudo conseguir todos estos logros por sus méritos y la accesibilidad a la investigación subgraduada, que jamás debería dejarse apoyar en nuestra institución", dijo el doctor Suárez, director de CREST.

"Las alumnas como ella son mi razón para no bajar los brazos. Por eso, siempre les voy a estar agradecidos de dejarme abrirles algunas puertas”, agregó.

Suárez también compartió que la universitaria se ha destacado como secretaria del capítulo estudiantil de la Material Advantage, que organizó el evento Bulldog Camp. 

En él, 42 estudiantes de toda la Isla que cursaban los grados superiores, tuvieron la experiencia de practicar con experimentos y demostraciones, de manera que los motivara a solicitar admisión a los programas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) que brinda el RUM.

Michelle Marrero García junto al líder del jurado, Richard Stansbury, de la Embry-Ridge Aeronautical University. (Suministrada)
Michelle Marrero García junto al líder del jurado, Richard Stansbury, de la Embry-Ridge Aeronautical University. (Suministrada)

“En mi grupo de investigación, compuesto por 10 estudiantes graduados y 20 subgraduados, esta estudiante es un ejemplo, ya que es reconocida y apreciada por todos. Con solamente 18 años, Michelle ya tiene un objetivo central en la vida: completar un doctorado", manifestó Suárez en un comunicad de prensa. 

"En busca de esa meta, este verano va a continuar su entrenamiento en la Missouri Science & Technology University con mi colaborador, el doctor Lianyi Chen, en una área de desarrollo creciente: la manufactura aditiva de materiales metálicos”, comentó.

Entre los planes inmediatos de la estudiante se encuentra la publicación de los hallazgos en una revista arbitrada. Su fin es que se beneficien otros investigadores del tema, así como los ingenieros que trabajan en la industria automotriz.


💬Ver 0 comentarios