Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En las Antillas Menores hay unos 17 volcanes activos pero sólo el Soufriere Hills, en la isla de Monserrat, está en erupción, los demás están dormidos (horizontal-x3)
En las Antillas Menores hay unos 17 volcanes activos pero sólo el Soufriere Hills, en la isla de Monserrat, está en erupción, los demás están dormidos.. (AP)

Puerto Rico nació de la actividad volcánica, pero los volcanes que existieron en la Isla se erosionaron tras concluir el volcanismo hace decenas de millones de años.

“No hay volcanes identificados. El volcanismo (en Puerto Rico) terminó hace más de 65 millones de años. No hay nada reciente”, dijo la doctora Lizzette Rodríguez, directora del Departamento de Geología de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez  (UPRM) y experta en el tema de los volcanes.

La profesora Rodríguez afirmó que los volcanes que existieron en Puerto Rico se erosionaron a lo largo de millones de años y no hay estudios que identifiquen con claridad dónde estuvieron.

“Alguna gente dice que hay montañas (en Puerto Rico) que parecen volcanes, pero realmente no se pueden identificar los conos” (volcánicos) manifestó Rodríguez.

La posibilidad de que surja un volcán en Puerto Rico fue descartada por la doctora en geología, quien explicó que “tectónicamente no hay las características como para que pueda haber volcanismo. Sí hay un choque de placas representado en la Trinchera de Puerto Rico pero ese choque no va a generar un volcán”.

Origen de las rocas ígneas

En la Isla hay muchas áreas con roca ígnea. Estas pueden ser de origen volcánico, pero también pudieron surgir de magma que no llegó a la superficie (a través de un volcán), por lo que se enfrió y formó la roca ígnea. Posteriormente esa formación rocosa ascendió a la superficie.

“Encontramos formaciones de ese tipo en muchas áreas de Puerto Rico”, indicó la geóloga. Señaló que en la Cordillera Central se ve ese tipo de roca, cuya edad fluctúa entre los 50 y 115 millones de años. 

Además de en la Cordillera Central, se ve mucha roca ígnea en la Sierra de Luquillo, el suroeste de Puerto Rico, San Lorenzo, Ponce y Utuado.

Por otra parte, Rodríguez explicó que las aguas termales de Coamo no surgen de un volcán. “Lo que hace falta es roca caliente y fracturas por donde viaje el agua. Puede ser magma en enfriamiento o movimiento de fallas que calienten el área”, afirmó.

La placa tectónica del Caribe

El exterior de nuestro planeta está dividido en pedazos o placas tectónicas.

Puerto Rico se encuentra en la placa del Caribe, que es una placa tectónica pequeña, entre las de Norteamérica y Suramérica, señaló Rodríguez. En donde choca la placa del Caribe con estas otras dos placas, una se mete por debajo de la otra, lo que se llama subducción.

“Las Antillas Menores se formaron por esa subducción. Ese proceso lleva a la formación del magma, que es la roca derretida. Puede subir a la superficie por fracturas y puede crear una isla volcánica”, indicó la geóloga.

Explicó que de los volcanes activos que hay en las Antillas Menores solo el de Monserrat está haciendo erupción, los demás están dormidos. La cifra de volcanes puede variar, “dependiendo de qué se considera un volcán activo, se encuentran entre 17 y 19 volcanes activos en las Antillas Menores”.


💬Ver 0 comentarios