Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aunque se han planteado un sinnúmero de escenarios posibles para el fin de los humanos, los científicos apenas reconocen unos pocos como los que podrían tener tal efecto.

Según explicaron el profesor de Física y Astrobiología Abel Méndez y el vicepresidente de la Sociedad de Astronomía de Puerto Rico, Víctor Román Cordero, uno de esos escenarios es seguro que sucederá, pero en un futuro muy lejano. Otro es bien remoto y posible de detectar con anticipación y el tercero, igual de poco probable, ni se sabe con exactitud si su efecto llegaría a ser devastador.

El impacto de un asteroide

“Tendría que ser de gran tamaño. La posibilidad de que esto ocurra es bien remota. Tendríamos alrededor de un año para intentar desviarlo o destruirlo”, dijo Román Cordero.

“Vamos a saberlo con mucha anticipación, quizás de cinco a 10 años, porque tiene que ser un cuerpo grande (para que cause una catástrofe global). Tendremos años de preparación para desviarlo o detonarlo. Ya se ha evaluado cómo enfrentar algo así. Hay artículos al respecto y posibles soluciones. Algunas son propuestas muy ingeniosas”, dijo Méndez.

“Y bastaría con desviarlo un poco”, añadió.

Estallido de una supernova

“Tenemos suerte de no tener ningún cuerpo (estelar) en esa situación cerca. El candidato más cercano a que pase algo así es Sirio, y la probabilidad es bien baja”, dijo Méndez. “En realidad no sabemos en qué etapa está (ese posible escenario), ni cuán dañino sería su efecto. Podría ser apenas un cambio en las capas altas de la atmósfera”.

Un Escenario real

Lo único que se sabe con certeza es que, en unos 5,000 millones de años, el desarrollo del Sol hará imposible la vida en la Tierra.

“La física nos dice que para ese entonces, Mercurio y Venus ya desaparecen. En la Tierra, la temperatura será de 2,000 grados Celsius, que evaporaría todo lo líquido y parte de las rocas”, indicó Méndez, señalando que desde mucho antes, “unos 2,000 millones de años, se evaporarán los océanos. Para entonces el ser humano tendría que haber encontrado alternativas. Pero es una escala de tiempo bien grande. Si miras atrás, hace 1,000 millones de años, el planeta tenía solo bacterias, y desde entonces mira a lo que hemos llegado”.

Otros posibles escenarios apocalípticos, como una guerra nuclear, el uso de armas químicas o biológicas, una epidemia, aunque altamente letales, probablemente no llevarían al exterminio total de la humanidad.

El agotamiento total de los recursos de la Tierra, al punto de causar una gran escasez de alimentos, y caos mundial, probablemente tampoco implique el fin de la humanidad.

Derrumban mitos

Asimismo, tanto Méndez como Román Cordero, quienes fueron entrevistados por separado, rebatieron con argumentos científicos varias de las teorías planteadas para el cataclismo total que ya sabemos no está ocurriendo.

La aproximación del planeta X, o planeta Nibiru:

“No hay evidencia de ninguna clase que pruebe la existencia de este planeta”, afirmó Román Cordero, destacando que su origen se remonta a las interpretaciones que hizo el escritor Zecharia Sitchin de unas escrituras sumerias. Sitchin ha sido criticado, tanto por sus traducciones como por sus errados fundamentos científicos. “Fue una opinión suya, de un nombre de un dios menor de la civilización mesopotámica, no fue con base científica. Luego eso se regó por los medios pseudocientíficos”.

Ambos coincidieron en que, con la tecnología de hoy día, se puede detectar cualquier cuerpo grande que se esté acercando a la Tierra.

“Si es como dicen, ese planeta que dicen se está acercando, si fuera cierto a meses de distancia se vería más grande que la Luna. A pocos días, tendríamos ya un espectáculo tremendo en el cielo”, dijo Méndez.

Colosales llamaradas solares:

“El Sol es una estrella bastante estable. No se prevé que emita llamaradas anormales que vaya a afectar mucho a la Tierra, mucho menos a nivel catastrófico”, dijo Méndez.

Román Cordero añadió al tema que “aunque los ciclos de explosiones solares son normales, no está sucediendo en este momento. De hecho, el cambio que se pronostica para 2013 será incluso de menos actividad”.

Inversión en la polaridad magnética de la Tierra:

“Nada de eso está sucediendo. Los cambios magnéticos en la Tierra son un proceso normal, pero ocurren en periodos largos que tardan muchísismos años”, indicó Román Cordero.

“El campo magnético de la Tierra sabemos que se mueve. Se ha invertido en el pasado, pero es algo que toma millones de años. Es un proceso natural y muy lento”, añadió Méndez.

Una sucesión de cataclismos gigantes como terremotos y grandes explosiones volcánicas:

“La corteza terrestre está en constante movimiento, así que los temblores pueden suceder. Pero nada a nivel global. Esa etapa tan activa, con una superficie más inestable, nuestro planeta ya la pasó hace muchos millones de años”, indicó Méndez. “Hay volcanes liberando la energía que queda y temblores locales. Pero para un cataclismo mayor, habría que introducirle más energía al planeta”.

El calendario maya:

“Termina un ciclo y comienza otro. Eso es todo. Los mayas nunca predijeron nada relacionado a desastres o el fin del mundo”, dijo Román Cordero.

“(Los mayas) tenían varios calendarios, uno de ellos de 365 días muy cercano al nuestro. Tenían otros más largos y uno de esos se acaba ahora”, señaló Méndez.

Todo es cierto pero lo están ocultando:

“No hay tal encubrimiento. Además, la cantidad de astrónomos que no están ligados a ningún gobierno es grande. Son comunidades científicas independientes, de diversos países, y no van a participar de ocultar información. Tampoco se van a exponer a difundir información falsa y luego perder el prestigio y su trabajo”, dijo Román Cordero. “La misma NASA ha reconocido que hay unos 100,000 aficionados en todo el mundo que estudian más el cielo que ellos mismos”.

Las naves espaciales salvadoras:

“No hay. Pero no me extraña que las anuncien. Y si están cobrando por eso (un boleto) es otra estafa. Aprovechan que esta semana y las próximas hay personas que van a estar muy sensitivas. Recuerdo compañías que en el pasado le han vendido a la gente una estrella, o una parcela en la Luna, y todo eso es falso”, dijo Román Cordero.


💬Ver 0 comentarios