Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
8 de mayo de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Como “una película...”

Familiares en la Isla reaccionan consternados

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

YAUCO – A miles de millas de distancia de Cleveland, en un sector rural de este pueblo, Heriberto Ruiz Rivera observaba incrédulo lo que reportaba una cadena de noticias norteamericana: una de sus sobrinas era rescatada con vida tras vivir 10 años secuestrada en esa ciudad estadounidense.

Los tres supuestos secuestradores, que resultaron ser hermanos y también oriundos de Yauco, cerca de donde vive don Heriberto, fueron los hombres que por diez años llenaron de angustia a la familia de Georgina de Jesús Ruiz, a quienes llaman Gina, secuestrada cuando apenas tenía 14 años de edad.

“Los Castro son de todo esto”, señaló don Heriberto, tío materno de Gina. Lo hizo destacando que son muchos los que llevan ese apellido y que residen entre los sectores Duey y El Naranjo, ubicados en la ruralía yaucana, donde las familias son identificadas por sus apellidos.

“El tío y el papá (de los supuestos secuestradores) se llevaban mucho con nosotros”, señaló don Heriberto. “Aquí (barrio El Naranjo) vivía un tío que se murió. Hay un primo. Más abajo vivía otro primo”, dijo.


Los tres hermanos y supuestos secuestradores no eran amigos de la familia de De Jesús Ruiz, pero tampoco eran extraños para ellos. Don Heriberto recordó que tras el secuestro de su sobrina él viajó a EE.UU., donde conversó con Ariel Castro, quien es músico. “Lo llegué a ver unas cuantas veces”, dijo.

“Nunca me imaginaba, jamás en la vida me imaginé que (Ariel) fuera el malo”, soltó el tío de la adolescente que desapareció el 2 de abril de 2004 y fue hallada el pasado lunes.

“Él siempre estaba por allí (en Cleveland). Mi hermano a veces hablaba con él (Ariel). Se daba la cerveza”, describió el hombre.

¿Nunca sospecharon de él?, se le preguntó. “Nadie. Nadie”, respondió. Especificó que desde la casa de Gina a la vivienda donde estaba secuestrada hay aproximadamente una milla.

Gina es la menor de tres hermanos. Nació en los Estados Unidos. Visitó Yauco en varias ocasiones.

Don Heriberto narró que la noche del lunes, a una de sus hermanas le permitieron entrar al hospital donde atendían a Gina para que la identificara. “La sonrisa que siempre conocimos nunca se le fue. Mi hermana dice que tiene una alegría casi inmensa”, subrayó.

El reencuentro

Destacó que Gina tiene ahora el pelo corto y que entre las palabras que la joven expresó fue que su “hermano es más feo y ella más linda”.

En ese encuentro no tuvieron la oportunidad de dialogar sobre lo sucedido durante esos 10 años, indicó el hijo de don Heriberto, quien lleva su mismo nombre. La joven se encontraba ayer, según indicó, con su familia inmediata.

Don Heriberto conserva en su casa varias fotocopias de los boletines que colocaron en diversas lugares con la foto de la adolescente y el ofrecimiento de $25,000 a la persona que ayudara a dar con el paradero de Gina.

“Fueron 10 años bien fuertes, tristes, pero de mucha esperanza y fe”, dijo Heriberto, hijo, y quien destacó que la mamá de la joven nunca perdió la fe de que la encontraría con vida.


“Ella decía que en cualquier rato iba a entrar por la puerta de su casa... Ellos todavía están en shock. Piensan que esto es una película, pero es la realidad”, indicó.

Ruiz explicó que el que hecho de que el secuestrado se mantuviera en contacto con la familia de Gina “demuestra cuando profesionales pueden llegar a ser esos criminales. Se preparan”.

El también militar pidió, a otros padres cuyos hijos estén desaparecidos, que no pierdan su fe de encontrarlos con vida. “Nosotros siempre estuvimos esperando que surgiera buenas noticias. Nunca perdimos la fe”, expresó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: