Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de febrero de 2014
Puerto Rico Hoy
 

Costoso adoptar fuentes de energía renovable

Experto estima que podría costar al menos $23 millones

 

Por Osman Pérez Méndez / osman.perez@gfrmedia.com

La AEE ha firmado 63 contratos para la producción de energía renovable en la Isla. (Archivo)

Un anhelo de millones de personas es contar con fuentes de energía renovable que garanticen un suministro de energía confiable, limpia y, sobre todo, a precios más bajos.

Pero en el caso de Puerto Rico, ese avance no parece que se vaya a materializar, al menos a corto plazo, según reveló el extenso estudio sobre la integración de fuentes de energía renovable al sistema energético nacional que fue presentado en la noche del miércoles por el doctor Nelson Bacalao.

El experto consultor de Siemens Industry, Inc., compañía a la que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) comisionó el estudio, presentó decenas de gráficas con las evaluaciones de diversas variantes y ajustes buscando la mejor variante de integración de energía eólica y solar disponibles en el país.

Tomando en cuenta la aspiración de la AEE de integrar hasta 12% de energía renovable, en el mejor de los casos de todas las variantes que revisó el estudio, esa integración terminaría costando sobre $23 millones.

De entrada, Bacalao explicó que la incorporación de energía renovable supone diversos retos, como el ciclo de día y noche para la energía fotovoltaica, o incluso la presencia de más nubes. Añadió que además la incorporación de fuentes renovables provocaba otros impactos técnicos, como inestabilidad y problemas de frecuencia.

En el cálculo inicial, se determinó que, sin evaluar costos, había 895 megavatios de energía solar y eólica que se podían incorporar.

Luego fue repasando diversos escenarios para la incorporación de esa energía renovable, con procesos diferentes, ciclos diferentes, apagado y encendido de máquinas, energía que se pierde por exceso (el sistema no tiene capacidad para asimilarla).

Los primeros escenarios se volvía muy costosos por el aumento de encendidos y apagados y además suponían una pérdida de energía de 5.6 %, cuando el margen de pérdida deseable debía estar por el 2%. En algunas variantes, se forzaba la desconexión de algunas de las plantas más eficientes, y aún así se perdía energía.

Luego evaluaron escenarios ajustando el por ciento de integración de renovables, y el por ciento de pérdida de energía. Eligieron un aporte de 579.4 megavatios de aportación de las fuentes renovables, equivalente a entre 6.1 a 6.6 por ciento de integración, con un poco más de 2 por ciento de pérdida de energía.

Otro ejercicio evaluó subir a 12 por ciento el nivel de integración, utilizando sistemas de almacenamiento para evitar la pérdida de energía. La variante más económica, con sistemas de baterías, también resultó muy costosa, con precio de sobre $162 millones en el mejor caso.

Una variante más evaluó la integración de 12 por ciento, pero con ciclos combinados. En el mejor caso costaba $63 millones.

Así las cosas, el mejor escenario, luego de configuradas las redes para el 2015, sería de incorporar 580 megavatios (420 de energía fotovoltaica y 160 de energía eólica), con 6.6 por ciento de integración y 2.26 de energía perdida. Su costo sería de $23 millones.

No obstante, el director ejecutivo de la AEE, el ingeniero Juan Alicea, dijo que la agencia seguía comprometida con la energía renovable y que habían 63 contratos firmados “que se pueden integrar de forma segura a nuestro sistema”.

“La energía renovable vino para quedarse. Todos los países del mundo la están incorporando, y no vamos a quedarnos atrás”, afirmó Alicea.

Añadió que habían logrado negociar varios precios con desarrolladores de los proyectos de energía renovable y que también negociaban para tener mejores precios de gas natural, todo lo cual bajaría las cifras de gastos. Dijo que dichas cifras revisadas no estaban disponibles para cuando se hizo el estudio.

“En corto plazo, no podemos mirar a la energía renovable para reducir costos. El ahorro a Puerto Rico va a llegar con el gas natural”, afirmó Alicea.

El doctor Bacalao coincidió en que el escenario con más economía para Puerto Rico es la incorporación de gas natural.

¿Y entonces por qué apostar a la energía renovable?, se le preguntó.

“Bueno, en primer lugar se trata de energía limpia, sin los efectos de emisión de dióxido de carbono, sin los costos escondidos del uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) que vienen con el daño al ambiente. Además, en las (fuentes) renovables el precio es fijo, no varía si existe alguna crisis”, destacó Bacalao.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: