Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de junio de 2010
Puerto Rico Hoy
 

Cuerpos calcinados en una finca de Orocovis

El auto quemado tenía adentro tres casquillos de bala

 
Una agente investiga la escena en el sector Luna del barrio Pozas de Orocovis, donde encontraron un auto con dos cuerpos calcinados.

Por Daniel Rivera Vargas / end.drivera2@elnuevodia.com

OROCOVIS - Un auto quemado yacía al final del camino enfangado de una verde finca con arbustos de café y matas de plátano a izquierda y derecha. En el interior del vehículo permanecían los restos de dos cuerpos humanos completamente destruidos, convertidos en carbón.

La Policía investigaba ayer las circunstancias de un doble homicidio reportado en el sector Luna, barrio Pozas de Orocovis, un pueblo en el que no se reportaban asesinatos desde el 2008. En Puerto Rico, la cifra de muertes en lo que va de año asciende a 375, ocho más que los 367 reportados oficialmente para la misma fecha del 2009.

El teniente Cándido Pagán, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aibonito, explicó que a las 5:30 a.m. se recibió una llamada anónima al cuartel orocoveño reportando que allí había un auto en llamas.

“Tenemos dos cuerpos calcinados en su totalidad, uno en el asiento delantero del pasajero y otro en el posterior”, dijo Pagán.

Familiares de las víctimas los identificaban como Eduardo Padilla Delgado, de 25 años, y Amaury Rosario García, de 22, ambos con antecedentes penales. A pesar de la condición de los cuerpos, a uno lo reconocieron por un reloj y a otro por el auto.

El auto era un Toyota Corolla de 1993 reportado hurtado en el área de Bayamón en febrero pasado. En el interior del vehículo había tres casquillos de bala calibre 40. El fuego fue de tal magnitud que rompió los huesos y hasta el cráneo de una de las víctimas y quemó las hojas de un árbol a unos 30 pies de altura, explicó Pagán.

El teniente estimó que el auto fue incendiado entre la madrugada de ayer y la noche del domingo porque la lluvia del sábado no se llevó las cenizas.

“Esos (asesinatos) fueron tipo ejecución”, agregó el teniente.

El acceso al área era custodiada por un agente de distrito y separada con una cinta roja. Además del personal del CIC, a la escena llegó la fiscal Naydik Ramos Montesinos y personal de Servicios Técnicos de la Policía -quienes sacaron los cuerpos carbonizados-, y empleados de la funeraria que llevarían los cuerpos al Instituto de Ciencias Forenses.

El sargento Radamés Rodríguez, jefe de homicidios, dijo que estos asesinatos eran los primeros en Orocovis en año y medio. En la región de Aibonito hay cuatro más que en 2009.

Cementerio clandestino

La solitaria área fue usada hace varios años atrás para asesinar y enterrar personas, dijeron vecinos y la Policía.

“Allí enterraban gente en cuevas”, dijo un comerciante que no se identificó. “En una ocasión se sacaron varios cuerpos de esa área”, dijo el sargento Rodríguez. “En otra década, en la época de ‘Tun Tun’ (un narcotraficante hoy convicto y no relacionado a estos hechos), de esta finca se recuperaron varios cuerpos”, afirmó el teniente.

Otros vecinos no recordaban los asesinatos, pero sí que en el pasado en el área se quemaban autos.

“A cada vez (queman autos), no es la primera vez”, comentó Aleida Burgos. “Con muerte de personas eso no; quemar personas esto es la primera vez”, aclaró María Pagán.

“Hace seis o siete meses que no quemaban autos, pero este canto aquí se presta para eso, como es tan solitario”, dijo Emilio Rodríguez, quien comentó que el sector era “un barrio tranquilo y la gente es buena”.

Mientras El Nuevo Día entrevistaba a Rodríguez, un hombre pasó en su auto y gritó: “¡Que malo se ha puesto este país!”

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: