Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
17 de enero de 2013
12:00 a.m. Modificado: 8:39 p.m. Baloncesto
 

Demandan a los Spurs

Fanático alega que fue engañado

 

Por Por Darren Rovell / ESPN.com

Los Spurs de San Antonio fueron demandados por un abogado que alega que el equipo violó la ley del estado con prácticas comerciales engañosas.

Larry McGuinness presentó una demanda colectiva en Miami-Dade County, indicando que el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, "intencionalmente" envió a sus mejores jugadores de vuelta a casa sin el conocimiento de la liga, antes de un juego con el Heat de Miami el pasado 29 de noviembre en el que asistieron aficionados.

McGuinness afirma que él, al igual que otros fans, "sufrieron daños económicos", al pagar un precio superior por un boleto que no debió tener tan alto costo debido a la ausencia de muchos estelares en el equipo.

Antes del partido, Popovich envió a casa a los estelares Tim Duncan, Tony Parker, Manu Ginóbili y Greenback Danny a San Antonio, alegando que tenía que proteger a sus mejores jugadores para su cuarto partido y que fue una decisión inteligente.

A pesar de que no se garantiza que todos los jugadores jueguen en cualquier encuentro pautado, la línea de la alegación de McGuinness guarda algo de sentido debido a que los equipos suelen incrementar los precios a los fanáticos cuando van a presenciar a equipos superiores.

Cuando se le preguntó a Popovich qué pensaba sobre los fanáticos en ese sentido, el dirigente admitió en ese momento no era ideal asistir al partido.

"Si yo estoy con mi hijo de 6 años de edad, yo quiero que los vean todos", dijo Popovich. "Y si ellos (los jugadores) no están allí, yo estaría decepcionado."

A menudo se asume que los fans no pueden ver ciertos jugadores de alto perfil a causa de una lesión, pero McGuinness dijo que esto era diferente, dado que todos los mejores jugadores estaban disponibles para jugar.

"Fue como ir a Steakhouse de Morton y pagar $63 por un porterhouse y te dan un cube steak", dijo McGuinness, quien declaró que compró su billete en el mercado de reventa. "Eso es exactamente lo que ocurrió aquí".

El comisionado de la NBA, David Stern, pidió disculpas a los fanáticos por la decisión de Popovich en ese momento, la cual calificó de "inaceptable". Días después el equipo fue multado por $250,000 aunque la NBA no es nombrada como acusada en este caso.

Algunos podrían argumentar que los fanáticos del Heat entonces ganaron valor por su inversión debido a que Miami no venció por mucho a San Antonio (105-100) en el juego. Ante esto, McGuinness dijo que el hecho de que los Spurs ganen o estén arriba no significa que presenten un juego emocionante.

El portavoz de los Spurs, Tom James, dijo que el equipo no tenía ningún comentario al respecto.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: