De luto la Perla del Sur por la muerte de Agustín Díaz (horizontal-x3)
Agustín Díaz fue apoderado de los Leones durante la década de los noventa llevando a la franquicia a ganar tres campeonatos nacionales (1990, 1992 y 1993). (Archivo / GFR Media)

El  dirigente más ganador en la historia del BSN, Flor Meléndez, forjó una fuerte amistad con el abogado Agustín Díaz mucho antes de que lo contratara, en el 1998, para asumir las riendas de los Leones de Ponce.

Meléndez perdió a un gran amigo y a una persona que ayudó y propulsó el baloncesto y el deporte, en especial en su natal Ponce. Díaz, exapoderado de los melenudos, falleció el domingo, repentinamente, a los 73 años. Su cuerpo estará expuesto el lunes,  desde las 11:00 a.m., en la funeraria Jackie Oliver en Ponce.

“Es una pérdida fuerte para el baloncesto y para mí en lo personal, pues desde que me contrató para dirigir a los Leones, aunque ya nos conocíamos de cuando  yo jugábamos, construimos una amistad de familia muy bonita. Fue una de las personas que, como yo digo, me dio ese empujón cuando ya llevaba años ‘dando tumbos’ en el baloncesto. Me ayudó mucho con sus consejos y la responsabilidad con la que trabaja su equipo. Fue uno de los grandes apoderados que ha pasado por el BSN. Hizo una diferencia con muchos de nosotros”, dijo Meléndez a El Nuevo Día.

Meléndez añadió que Díaz siempre dijo presente para ofrecer consejos.

“Cuando habían problemas con jugadores, que uno no estaba de acuerdo con un jugador o con algo, Agustín no dejaba que uno hiciera las cosas a lo loco, sino que había que analizarlo primero, se hablaba con las personas y luego se tomaba una decisión. Nunca me dejó hacer cosas a lo loco”, subrayó Meléndez.

Del mismo modo, el ex pívot de la Selección José ‘Piculín’ Ortiz lamentó la partida de un gran amigo.

“Me solidarizo con su familia que los conozco de hace muchos años y les envío mi más sentido pésame. La intención del licenciado Díaz fue siempre una completamente deportiva, primero para su pueblo de Ponce y para el baloncesto en general. Su liderazgo y amor por este deporte siempre fue genuino y siempre lo demostró, inclusive sin ser parte íntegra de los Leones, pero siempre estuvo en apoyo de su pueblo en todos los aspectos. Vamos a extrañar su liderato y su presencia”, recalcó Ortiz.

Díaz fue apoderado de los Leones del 1985 al 1999 y los llevó  a ganar tres cetros   (1990, 1992 y 1993) y cuatro subcampeonatos (1989, 1995, 1996 y 1998). Fue  asesor de su yerno Oscar Santiago, apoderado en los campeonatos de 2014 y 2015 y  además, fue gerente general de la Selección adulta del 2009 al 2010.


💬Ver 0 comentarios