Rigoberto Mendoza es el mejor anotador de los Santeros con una media de 18.7 puntos por juego. (semisquare-x3)
Rigoberto Mendoza es el mejor anotador de los Santeros con una media de 18.7 puntos por juego. (Archivo / GFR Media)

A tres semanas del inicio de la temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN), los Santeros de Aguada son el equipo a vencer luego de apoderarse del puntero de la liga.

Los semifinalistas del torneo pasado, escuadra con una media de edad de 26.9, tiene marca de 6-1, y están invictos en su santuario, la cancha Ismael ‘Chavalillo’ Delgado, en cuatro compromisos.

“La realidad es que tuvimos una buena pretemporada”, dijo Joel López, coapoderado de los Santeros, para justificar el arranque positivo.

“Muchos dudan de nuestros jugadores jóvenes y su talento. Sabíamos que esa madurez iba a llegar a pesar de las altas y bajas, y sabíamos que iban a trabajar duro. Esto no es casualidad y están listos para dar el paso grande, que es ganar el campeonato. No nos sorprende mucho pero sí nos da alegría”, agregó.

El éxito de los Santeros se refleja en su defensa, delineada por el técnico de la Selección Nacional, Eddie Casiano. Aguada es el quinteto que menos puntos permite por juego (73.9), además de estar segundos en rebotes (42.1) y en rebotes ofensivos (12.9).

Su ofensiva, por otra parte, se concentra en la pintura, ya que están penúltimos en tiros de tres puntos (5.6 por juego).

“Tenemos que seguir trabajando la mentalidad de los jugadores. Tenemos uno de los mejores dirigentes y los mejores prospectos, que tienen mucha hambre de jugar. Vamos paso a paso, no nos apresuramos”, indicó López.

Aunque dolió un poco no poder contar para esta temporada con John Holland, quien decidió ir a jugar a China este verano, López respetó el norte tomado por alero de 28 años.

“Sería injusto que dejara un contrato que le ofrecieron en China. Estamos tranquilos con Holland o sin Holland. Él será santero (en un futuro)”, aseguró.

Piratas fogosos

A pesar de acumular dos derrotas consecutivas, los Piratas de Quebradillas comenzaron la temporada encendidos, convirtiéndose en el mejor quinteto ofensivo del BSN.

En seis partidos, promedian 98.3 puntos por juego, más poseen el mejor porcentaje de tripletas encestadas (42.6) y una excelente repartición de balón (26 asistencias por juego).

Mike Rosario se perfila como candidato a Jugador Más Valioso con media de 26.3 unidades, líder del torneo.

Brilla Humacao

En cuanto a sorpresas en las primeras semanas de acción, los Caciques de Humacao han ido de menos a más gracias a su racha vigente de cinco victorias para colocarse en el segundo puesto de la tabla de posiciones.

El éxito fue inesperado debido a la modificación completa de la plantilla para el 2017, que tuvo poco tiempo de práctica antes del primer silbato de la competencia.

“Ya se empiezan a ver los ajustes. Se han ajustado todos al esquema del dirigente Flor Meléndez. Lo que hicimos fue que limpiamos un poco al equipo al salir de algunos jugadores problemáticos y el tiempo nos ha dado la razón”, expresó Daniel Maes, apoderado de los Caciques, quinteto que se coló en los cuartos de final del 2016 luego de un nefasto 2015.

“Sin lugar a dudas, Flor siempre les saca el máximo a todos los jugadores. Es un formador de jugadores y estamos contentos con lo que ha hecho hasta el momento”, añadió sobre el reputado técnico.

Los del medio

En su regreso al BSN, Carlos Arroyo y lo Cariduros de Fajardo han tenido un desempeño aceptable con marca, hasta anoche, de 3-3 para un quinto puesto en la tabla de posiciones.

Arroyo, también coapoderado de los Cariduros, es el líder en puntos y asistencias en el quinteto, con promedios de 18.5 y 6.5, respectivamente.

Los Leones de Ponce y los Capitanes de Arecibo, equipos que se repartieron los últimos tres campeonatos del BSN, se mantienen competitivos a pesar de las bajas.

Ponce juega sin sus estelares Ángel Daniel Vassallo, Jugador Más Valioso del 2016, y el base Carlos Rivera debido a lesiones.

Los Capitanes, campeones defensores, tienen las ausencias de Renaldo Balkman (lastimadura), Guillermo Díaz y Walter Hodge (activos en otras ligas).

“Esas bajas son grandes, pero ahora no estamos pensando en eso. No están aquí. Tenemos que mejorar nosotros. Tenemos el talento para competir, para ganar juegos, para seguir mejorando cada día. Podemos hacerlo”, sostuvo Rafael ‘Pachy’ Cruz, dirigente de Arecibo, cuartos en el BSN con récord de 3-2.

Los Vaqueros de Bayamón, finalistas del torneo anterior, también esperan por la integración del técnico Francisco ‘Paco’ Olmos, quien ganó el campeonato de la liga profesional mexicana con el Fuerza Regia de Monterrey.

Mientras se resuelve el visado de trabajo de Olmos, Bayamón busca no caer en el sótano al jugar para 2-4, séptimos en la liga.

Los de abajo

El inicio de temporada ha sido fuerte para Indios de Mayagüez, Atléticos de San Germán y Brujos de Guayama, tres equipos empates en la última posición con marca de 2-5.

Guayama ha sufrido más. Primero tuvo la renuncia del dirigente Jorge Otero después de un arranque de 0-3. Cuando todo apuntaba a que la brujería tendría mayor efecto con la contratación del experimentado técnico Manolo Cintrón, el quinteto lidió con el inesperado reproche de Ricky Sánchez.

El exdelantero de la Selección Nacional desató la polémica con su negativa de jugar para la organización de su pueblo natal debido a un malentendido que lo ubicaba en el mercado de cambios debido al comienzo atropellado.

El apoderado Rafael Rodríguez y Sánchez no pudieron resolver sus diferencias, concediéndole el deseo al canastero de buscar un cambio para concretar su salida.

“No hay interés de parte de él de estar aquí y no podemos trabajar”, expresó Rodríguez el miércoles, quien tomará medidas disciplinarias con Sánchez si no consigue un cambio atractivo en las próximas semanas.


💬Ver 0 comentarios