Suspenden a una mujer que trató de agredir a un árbitro de baloncesto (semisquare-x3)
La vicepresidenta de la Fbpur, Yanira Liceaga, expresó que el ente que representa tiene una política de cero tolerancia con este tipo de actuaciones indebidas que proliferan en nuestras canchas”. (Archivo / GFR Media)

La Liga de Mini Baloncesto Masculino de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (Fbpur), informó hoy que la suspensión de la madre que intentó agredir a un oficial durante un partido de la categoría Pre-Mini (11 años), fue extendida a dos años.

La sanción que fue emitida mediante una resolución, luego de que ayer se realizara la vista administrativa por el oficial examinador José Miguel Pérez, incluye, también, una probatoria indefinida para la madre, informó la federación en un comunicado.

"Se suspende por un periodo de dos años de cualquier participación en los torneos de la Liga Mini de Baloncesto. Además, se le impone una probatoria indefinida y se le apercibe que de cometer algún otro acto de indisciplina se le impondrán sanciones mayores", reza la resolución.

"Se recomienda que esta sanción se haga extensiva a las otras ligas federativas y avaladas por la FBPUR", añade el texto.

Tras el incidente, la vicepresidenta de la Fbpur, Yanira Liceaga, expresó que "hemos actuado con celeridad ante este desafortunado suceso dado que institucionalmente tenemos un política de cero tolerancia con este tipo de actuaciones indebidas que proliferan en nuestras canchas. Todo incidente de violencia que ocurra frente a jugadores que apenas se inician en las lides baloncelísticas, lacera nuestro deporte".

Asimismo, exhortó a "toda la familia del deporte a trabajar para cambiar la cultura deportiva del País de una que se ha tornado violenta, a una en donde se fomenten los valores de paz y sana competencia".

"La actitud agresiva de los padres y madres, y/o de otros componentes del deporte, amenaza los grandes valores del juego y perjudica directamente a los niños y niñas", precisó.

Según la información que se desprende de los informes de juego, al finalizar el partido entre los equipos de Quebradillas y Ciales, uno de los oficiales identifica a la madre por haber "emitido un comentario fuera de lugar" contra otro de los oficiales por lo que procede a expulsarla del encuentro.

Al finalizar el partido, la madre regresó a la cancha y "de manera descontrolada, con actitud amenazante, en forma abrupta, y con intención de agredir a los oficiales, se dirigió a estos para discutir, cuestionar y reclamar el porqué de su expulsión", agrega el informe.

Asimismo, aclara que la madre no agredió a oficiales, ni jugadores.

El director general de la Liga de Mini Baloncesto Masculino, Víctor Ortiz, por su parte, destacó que el torneo ha celebrado 2,487 partidos y solo se han suscitado 13 incidentes, "esto representa un 0.005, ósea la mitad de un uno por ciento".


💬Ver 0 comentarios