Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aaron Judge bateó dos cuadrangulares anoche por los Yankees, incluyendo uno de tres carreras en la séptima entrada. (semisquare-x3)
Aaron Judge bateó dos cuadrangulares anoche, incluyendo uno de tres carreras en la séptima entrada. (AP / Kathy Willens)

El jardinero derecho de los Yankees de Nueva York, Aaron Judge, lo mismo saca pelotas del parque para ayudar a su equipo a ganar, que para romper televisores.

Así como lo está leyendo.

Resulta que el joven pelotero de 25 años, una de las valiosas fichas que la organización desarrolló en su sistema de ligas menores y que protegió en sus filas ante los rumores de que otros equipos lo buscaban como pieza de cambio, volvió a demostrar ayer su poderío con el bate en el uniforme a rayas.

Primero, durante la práctica de bateo previo al partido ante los Azulejos de Toronto en el Yankee Stadium, Judge conectó un enorme batazo que fue a dar a unas terrazas localizadas por el jardín central izquierdo. La pelota impactó contra un televisor, destruyendo su pantalla.

Posteriormente, cuando cada batazo cuenta, Judge fue puro veneno para el pitcheo de Toronto en el partido en que los Yankees apabullaron 11-5 a los Azulejos.

Judge se fue de 3-2 al bate, con tres carreras anotadas, cuatro impulsadas y par de cuadrangulares, para asumir el liderato de la Liga Americana y en todas las Mayores en batazos de cuatro esquinas, con un total de 12.

Judge está promediando .313 en lo que va de temporada, y sus 25 carreras remolcadas lo tienen como el segundo mayor productor de la Americana, superado solo por el dominicano Miguel Sanó (27), de los Mellizos de Minnesota.


💬Ver 0 comentarios