(default-x3)

SAN LORENZO – Desde que llega ahora en silla de ruedas al estadio que lleva su nombre, es obvio el cariño que sus compueblanos le profesan a don Cristóbal 'Cagüitas' Colón.

Los saludos y palabras de afecto le llueven. Señal de agradecimiento a una figura que fue apoderado y coapoderado de los Samaritanos de San Lorenzo por muchos años, al igual que administró previamente las franquicias de Río Piedras y Las Piedras, de la que fue fundador.

“Halagado, muy alegre, contento”, dijo Colón a El Nuevo Día en reacción al cariño recibido al entrar al parque. “Alegre en primer lugar porque tengo mi pueblo en mi lado. Eso es importante”, agregó.

Al presente, aún afectado de salud, 'Cagüitas' disfruta a plenitud sus visitas al escenario beisbolero siempre ocupando una butaca en palco detrás del plato, donde ha compartido “un paquetón” de anécdotas y vivencias “desde el parque viejo”.

“Los jonrones, porque es emocionante”, respondió Colón sobre el momento de mayor disfrute en cada juego. Y, por supuesto, se gozó como coapoderado y fanático los cuatro títulos nacionales seguidos de los Samaritanos, de 1999 al 2002.

“El último, porque sí. Es el que más recuerdo”, puntualizó Colón, quien es transportado y acompañado por su amigo y también ex apoderado de los Samaritanos, Heriberto Contreras.

Colón, según Contreras, “es un ícono en San Lorenzo. Caguitas es la persona que en nuestra sociedad se ha preocupado tanto por estudiantes, por familias que necesitan. No es solamente en el aspecto deportivo, sino en el aspecto humano, en el aspecto social”.