Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Christian Colón está
En cuatro temporadas con los Reales, Christian Colón jugó 125 partidos y bateó para .263. (Archivo/AP)

Miami, Florida - Christian Colón siempre atesorará su tiempo con los Reales de Kansas City, incluyendo un título de Serie Mundial, pero ahora el cayeyano tendrá que cerrar ese capítulo para iniciar otro con los Marlins de Miami.

Colón fue reclamado por los Marlins a través del proceso de ‘waivers’ el pasado martes, y 24 horas después ya estaba en uniforme en el Marlins Park para el último partido de la serie contra los Astros de Houston.

“Es algo que pasó muy rápido y me sorprendió, pero estoy contento que los Marlins me dieron una oportunidad. Ahora voy a tratar de ayudar al equipo a ganar”, indicó Colón, quien la semana pasada había sido designado para asignación por los Reales antes de ser atrapado por Miami.

Debido a las lesiones sufridas por el tercera base Martín Prado, el torpedero Adeiny Hechavarría y el ‘utility’ Miguel Rojas, los Marlins buscaban ayuda urgente en el cuadro interior, y Colón se convirtió en una “opción perfecta”, según el dirigente Don Mattingly, debido a su versatilidad.

“Juego en cualquier lado para ayudarlos a ganar”, indicó Colón. “Este es tremendo equipo y hay mucho talento. Sólo hay que buscar una manera de ganar y jugar fuerte para ver si cambian las cosas un poco”.

Cólon, quien fue seleccionado en la primera ronda por Kansas City en el 2010, fue protagonista en dos momentos importantes en la historia de postemporada del equipo. Anotó la carrera ganadora en el partido de ‘wild card’ contra Oakland en el 2014 y un año después impulsó la carrera de la ventaja en el quinto partido de la Serie Mundial contra los Mets que le dio el campeonato a los Reales.

“Siempre voy a estar agradecido por haber sido parte de esa organización. Ellos me dieron la oportunidad de llegar a las Grandes Ligas. Los voy a extrañar mucho”, agregó Colón, quien en cuatro campañas promedió .263 con un jonrón y 25 empujadas.

“No había mucha oportunidad. Alcides Escobar (siore) juega todos los días y es tremendo jugador y Mike Moustakas (tercera base) tambien. Tienen otros buenos jugadores haciendo el trabajo y no hubo lesiones”, sostuvo el boricua, que apenas vio acción en siete juegos este año en que promedió .176.

Para abrirle un espacio a Colón, los Marlins designaron para asignación al también boricua Mike Avilés, quien se había ido en blanco en cinco turnos después de ser ascendido el pasado viernes.


💬Ver 0 comentarios