(semisquare-x3)
Stroman toleró ocho imparables de sus ‘compatriotas’. (Ramón Tonito Zayas)

California - La victoria de Puerto Rico anoche sobre Estados Unidos para avanzar a la ronda de campeonato del Clásico Mundial de Béisbol en el Dodgers Stadium en Los Ángeles tuvo un sabor especial.

El dirigente de la novena puertorriqueña, Edwin Rodríguez, se percató de ese ‘sazón’ extra cuando el relevista Mychal Givens lanzaba en la quinta entrada.

Resulta que Givens, al igual que el iniciador Marcus Stroman y el antesalista Nolan Arenado, tiene raíces puertorriqueñas. Los tres fueron determinantes en las carreras anotadas por Puerto Rico en el desafío, que los boricuas ganaron por 6-5.

Stroman toleró ocho imparables de sus ‘compatriotas’, incluyendo seis sencillos corridos en la primera entrada, en 4.2 episodios para cuatro carreras limpias.

Givens, por su parte, le dio un pelotazo a Javier Báez y una base por bola a Eddie Rosario, mientras que Arenado permitió que ambos boricuas llegaran al plato luego de errar un tiro a primera base de una roleta de Ángel Pagán.

“Cuando Givens lanzaba, el hecho me vino a la cabeza. Con Arenado también. Fueron claves para nuestra victoria. Arenado bateó bien. Stroman, obviamente, teníamos un plan contra él. Pero sí, en algún momento, supe que los tres tienen herencia puertorriqueña y comenzamos a pasarla mejor, sabiendo que está victoria tenía mayor sabor”, expresó Rodríguez.

Arenado y Stroman fueron convocados para jugar con la selección boricua, pero decidieron representar al país donde nacieron.

Puerto Rico busca hoy llegar a Los Ángeles invicto en seis salidas con un triunfo sobre Venezuela.

Estados Unidos, por su parte, se juega la vida por la noche contra República Dominicana, campeón defensor, por el último boleto a la ronda final.  


💬Ver 0 comentarios