“Me siento muy bien, listo para la pelea de mañana. La clave es la preparación que hicimos, el apoyo del público y vamos a ganar”, dijo Chávez tras pesarse. (horizontal-x3)
“Me siento muy bien, listo para la pelea de mañana. La clave es la preparación que hicimos, el apoyo del público y vamos a ganar”, dijo Chávez (derecha) tras pesarse. (AP)

Saúl “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr., dieron lo mismo, 164 libras cada uno, hoy en el pesaje oficial para su pelea de mañana en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

La dinámica fue presenciada por más de 10,000 fanáticos –la mayoría pro Canelo-que abarrotaron el MGM Grand Garden Arena, sede de la ceremonia.

Ambos llegaron media libra por debajo del peso máximo establecido para el duelo: 164.5 libras.

La sorpresa del evento lo fue el que Chávez, infame por su indisciplina en el gimnasio y costumbre a llegar sobre peso a sus pesajes oficiales, no solo dio el peso sino que estuvo media libra más liviano. Su cuerpo, sin embargo, daba fe del sacrificio. Aunque mostraba definición muscular, el púgil de “6’1” de estatura lucía delgado al extremo. Los pómulos sobresalidos, sus labios secos y sus ojos vidriosos no eran señal positiva para el vástago de la homónima leyenda mexicana.

Me siento muy bien, listo para la pelea de mañana. La clave es la preparación que hicimos, el apoyo del público y vamos a ganar”, dijo Chávez tras pesarse.

Sobre el que su rival diera el peso, Álvarez expresó: “Eso me pone contento porque así vamos a brindarle una gran pelea a la fanaticada. Eso garantiza el gran espectáculo que la gente merece”.

En los contratos de ambos peleadores estaba estipulada una multa de $1 millón por cada libra por encima del peso máximo establecido. Facilito´ y consintió las violaciones que fueron ejecutadas por terceras personas


💬Ver 0 comentarios