"Camacho iba a morir cuando el señor quisiera, no cuando nosotros le quitáramos las máquinas".

Así reaccionó Ismael Leandry, el que fuera manejador del excampeón de boxeo, Héctor "Macho" Camacho, tras trascender que a la 1:40 a.m. de hoy, sábado, sufrió un ataque cardiaco y fue desconectado de las máquinas que lo mantenían desde el jueves con vida artificial.

A su vez, comentó que su progenitora María Matías estaba muy afectada y se refirió a su dolor como "herida del corazón".

También lamentó que no se pudiera donar sus órganos.

Dijo que lo va a recordar como a un hijo y un hermano que siempre fue fiel a los suyos, a pesar de la fama que alcanzó. "Y más que eso un súper amigo”, señaló.

Agregó que “la grandeza de él no son todas las peleas que ganó representando a Puerto Rico, sino porque era fiel a sus amigos. En esta tierra, eso no se consigue mucho".

Al preguntarle si confía en que se hará justicia por su muerte violenta, declaró que está seguro de que Camacho fue confundido.

"Los que cometieron el asesinato no sabían que era Camacho y ahora se están preguntando qué hicimos", sentenció.

Camacho fue tiroteado el pasado martes en la noche en medio de un incidente en el que murió su amigo de infancia, Alberto Yamil Mojica Moreno. El incidente se reportó en un estacionamiento cercano al negocio Azuquita, ubicado en la carretera PR-167, en Bayamón.