GLASGOW, Gran Bretaña — El boxeador escocés Ricky Burns fue sometido a una operación quirúrgica después de fracturarse la mandíbula en el controversial empate con el desafiante mexicano Raymundo Beltrán en su pelea por el título ligero de la OMB.

Burns confirmó su lesión en Twitter.

Su promotor Eddie Hearn agregó hoy en la misma red social que "Ricky está ahora en cirugía para que le coloquen una placa de titanio en la mandíbula".

Burns peleó con la fractura durante diez asaltos y fue derribado en el octavo el sábado. Sin embargo logró el empate, para su sorpresa y la de sus partidarios en Glasgow.