Floyd Mayweather Jr. demostró anoche que no solo es una fiera en el ring, sino también fuera del cuadrilátero.

El púgil, uno de los mejores del mundo, se quitó los guantes para transformarse en el temible Freddy Krueger para una fiesta de Halloween celebrada en el MGM Foxwoods Resort and Casino,  en Connecticut.

Sin embargo, Freddy no estaba solo; lo acompañaba nada más y nada menos que Lindsay Lohan, quien eligió convertirse en la sangrienta "Carrie" de "The Rage". 

Al parecer, la "sangre" los unió y disfrutaron de lo lindo, pues el púgil compartió la foto en redes sociales y escribió como parte de su mensaje que era la mejor fiesta de Halloween a la que había asistido. 

Según TMZ, "Freddy" y "Carrie" compartieron en el VIP booth del púgil, el cual estaba lleno de botellas de champán. 

Carrie (@lindsaylohan) and me as Freddy hanging out at the best Halloween party I've ever been to at MGM Foxwoods pic.twitter.com/MWBXzsludg