(semisquare-x3)
Haley Eckerman fue declarada inelegible el domingo por un panel colegiado designado por la Federación Puertorriqueña de Voleibol. (José L. Cruz Candelaria)

El Comité Ejecutivo del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) declaró "ha lugar" la solicitud en auxilio de jurisdicción de las Leonas de Ponce, refirió la apelación de la franquicia al Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD) presidida por José Loubriel y ordenó la paralización de la serie semifinal A del Voleibol Superior Femenino (LVSF) que se supone comenzara esta noche entre las Orientales de Humacao y las Criollas de Caguas en la cancha Héctor Solá Bezares.

La representante legal de las Leonas, Milagros Martínez Mercado, sometió a las 3:00 de la tarde de hoy una apelación formal ante el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), César Trabanco, para que atendiera los reclamos de la franquicia de que el panel colegiado que declaró inelegible a la refuerzo Haley Eckerman, y que confiscó todos los partidos de Ponce en los cuartos de final, erró en su determinación.

El Ejecutivo del Copur recibió la solicitud urgente de paralización cerca de las 5:00 p.m., y luego de reunirse, acogió el pedido, ordenó la paralización de la Semifinal A y refirió el caso al TAAD. El Copur le asignó el caso al TAAD pese a que Trabanco designó al abogado René Arrillaga, hijo, como la persona que atendería la apelación en la FPV. Trabanco luego le informó a los apoderados de las Indias de Mayagüez y las Valencianas de Juncos, protagonistas de la semifinal B que debía comenzar mañana, que también ordenó la paralización de la misma hasta que se resuelva la controversia.

Martínez Mercado expuso en la apelación dos errores que, entiende, cometió el panel colegiado que emitió la resolución de inelegibilidad de Eckerman. El primer error detallado por la letrada estriba en que el panel no tomó en consideración que al confiscar el último partido de la temporada regular, el que Ponce ganó sobre las Criollas, la tabla de posiciones final cambio y, por ende, la composición de los grupos para la ronda de cuartos de final también cambiaría.

Al confiscar la victoria de Ponce (que llegó segundo en la temporada regular), las Leonas y las Valencianas finalizaron empatadas con 53 puntos, pero Juncos hubiese ganado el desempate por haber dominado la serie particular 2-1. Por ende, el Grupo A debió quedar compuesto por las Criollas, las Leonas y las Gigantes de Carolina. El Grupo A de cuartos de final se jugó con los siguientes equipos: Caguas, Juncos y Carolina.

El segundo error detallado por Martínez Mercado fue que el panel no tomó en consideración que la inacción del supervisor de torneo, Ángel Aja, contribuyó a la inelegibilidad de Eckerman y, por tanto, "a las consecuencias de ésta, imponiendo responsabilidad única y exclusiva al equipo de las Leonas de Ponce".

Por consiguiente, Ponce solicitó en la apelación que se juegue nuevamente la ronda de cuartos de final con los equipos en los grupos correctos (Caguas, Ponce y Carolina en el GrupoA, y Juncos, Mayagüez y Humacao en el Grupo B), al tiempo que pidió, nuevamente, la paralización inmediata de las semifinales.


💬Ver 0 comentarios