(semisquare-x3)
Vilmarie Mojica y las Valencianas de Juncos recibirán mañana la visita de las Criollas de Caguas en la cancha Guillermo Angulo, sede del segundo desafío de la serie final. (José L. Cruz Candelaria)

Las Valencianas de Juncos optaron por jugar todos sus partidos como local fuera de la cancha Rafael  Amalbert, por lo que esta noche se ajustarán a una “nueva” instalación al recibir la visita de las Criollas de Caguas en la cancha Guillermo Angulo en Carolina, sede el segundo partido de la serie final del Voleibol Superior Femenino (LVSF).

Juncos abrió su participación en la final, escenario al que no llegaban desde la campaña de 2007, el martes con un revés en cuatro episodios a manos de las tricampeonas nacionales. El sexteto se vio en la posición de tener que remontar en todos los parciales disputados en el desafío inicial.

“No podemos dejar que nos aventajen por muchos puntos porque remontar contra un equipo con la ofensiva con la que cuenta Caguas se va a hacer muy difícil. En el tercer parcial estuvimos abajos por 10 puntos, pero terminamos perdiendo por cuatro. Hicimos el ‘rally’  y demostramos que estamos de tú a tú con ellas. Obviamente se nos cayó el pase en un momento dado, pero tenemos que seguir sirviendo ofensivo”, dijo el dirigente de las Valencianas, David Alemán, al concluir el partido del martes.

Alemán resaltó que las remontadas han sido algo común para Juncos este año.

 “Lo hemos hecho siempre y creo que ellas lo cogen de aprendizaje, que nosotros sí podemos hacer las remontadas. Lo hicimos contra Mayagüez (Indias, en la semifinal), 15-20, y ganamos el set . El problema (el martes) fue que eran demasiados puntos de ventaja. Estábamos perdiendo 15-19 el set que ganamos (segundo) y eso es positivo. Eso es parte, como digo yo, de la inconsistencia en el voleibol femenino; es así todo el tiempo”, indicó Alemán.

Caguas acumuló 16 bloqueos en el partido del martes (frente a siete muros por parte de Juncos) y frenó, durante tres parciales, a las centrales Paige Tapp e Ivonessa García; Tapp sumó entre 15 a 20 puntos en la serie semifinal contra las Indias. Pero Alemán sabe que las Valencianas pueden bloquear más de lo que lograron en el partido en la cancha Héctor Solá Bezares.

Vital la concentración

Entretanto, el técnico de las Criollas, Juan Carlos Núñez, dijo que hablará con sus jugadoras sobre mantener la concentración a lo largo de los partidos, pues permitieron que Juncos remontara en tres de los cuatro episodios del juego del martes.

“Estuvimos en control del partido, inclusive ese segundo parcial que lo ganábamos 22-18 y caímos en un lapso ofensivo y de servicio. No estuvimos a la altura que pudimos haber estado fallando ocho servicios importantes. Aún así tuvimos nuestros momentos, todo el mundo participó en la ofensiva; sacamos el partido sin (Stephanie) Niemer estar en la ofensiva, pero sí con mis centrales (Ana Sofía Jusino y  Shirley Florián) atacando”, sostuvo Núñez.

“No nos había pasado que un equipo remontara de esa manera después de una ventaja así (de 10 puntos). Estuve fuerte con ellas  porqueahora estamos en un momento en el que eso no puede pasar. Juncos tiene buenas jugadoras y lo pueden hacer, pero nosotros tenemos un equipo que, mientras nos mantengamos enfocados, esas cosas no deben pasar. Pero pasaron porque nos desenfocamos”, añadió el veterano entrenador.

Pese a las fallas en el servicio, Núñez dijo que el bloqueo y la defensa realizaron un buen trabajo en el partido del martes.

“Dentro del esquema grande defensivamente bloqueamos 16 balones y estuvieron muy activas en la defensa de campo. Mientras logremos mantenernos en la defensa vamos a tener opciones de poder contraatacar y sacar puntos. Hay que seguir con el enfoque: aquí no ha pasado nada y entrenamos  (ayer) para prepararnos para el próximo juego”, indicó Núñez.

Deniegan petición

Samuel Concepción, apoderado de las Valencianas, informó a El Nuevo Día que USA Volleyball denegó la petición por parte de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) de extender las cartas de transferencia (ITC) de sus jugadoras por diez díaz adicionales. La Confederación Norceca, mediante el presidente Cristobal Marte Hoffiz, le informó a la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) sobre la decisión tomada por USA Volleyball.

Por ende, al día de hoy las refuerzos Stephanie Niemer y Andrea Drews (Caguas), al igual que Paige Tapp y Tara Mueller (Juncos), no podrán jugar después del 15 de mayo, fecha en la que vencen sus respectivas cartas de transferencia y el día en que se celebrará el cuarto choque de la serie final en el coliseo Roberto Clemente.

La final, de extenderse al máximo, concluiría el 20 de mayo. Aunque la central Shirley Florián (Caguas) juega en la LVSF como nativa, sí necesita una carta de transferencia. No obstante, Francisco Ramos, apoderado de Caguas, indicó que Florián no tiene ese problema.

César Trabanco, presidente de la FPV, dijo que sometieron hoy una reconsideración y que esperan tener una contestación mañana.


💬Ver 0 comentarios