Top de la pagina

HOBBIES

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de febrero de 2013
HOBBIES
 

Desfile de jovencitos en la Gran Feria del Bithorn

Los autos antiguos y la afición por estos tuvieron su plataforma en la Gran Feria

 

Por Antolín Maldonado Ríos / arios@elnuevodia.com

El rugir de los motores se combinó con el gesto de orgullosos conductores que inflaban su pecho mientras conducían por los alrededores del estadio Hiram Bithorn su clásica y lustrosa máquina.

Todo un lenguaje corporal fácil de leer, como si estuvieran diciendo: “Mira la nave que tengo”. Como ese muchacho o chica de escuela superior cuyos padres le dan el privilegio de llevar un auto al plantel, y se siente un héroe o el más popular de la clase al entrar al estacionamiento.

Eso significó para cientos de fiebrús la cita del pasado fin de semana en el estacionamiento del Bithorn para el vigésimo aniversario de la Gran Feria de Autos Antiguos de Puerto Rico. Un homenaje anual no solo al pasatiempo de la colección de vehículos, sino a los restauradores, cuya paga es ver la satisfacción de los presentes admirando sus piezas de museo.

Entre 25,000 y 30,000 espectadores, según estimó el organizador del evento, Melvin Ramos Biaggi, se dieron cita al espectáculo enfocado tanto en el coleccionista como en el amante de los autos, clásicos y antiguos.

“Tuvimos casi 2,000 carros allá adentro y hubo una gran participación de anticuarios. Dimos la subasta, y uno de los datos más importantes es que se recogieron alrededor de $42,000 para entidades benéficas”, destacó Ramos Biaggi, quien informó que el Trans Am modelo de 1979 restaurado que habían prometido para la subasta se fue con su nuevo dueño por un monto total de $21,000.

El organizador dijo además que la colección que atrajo a más gente fue la muestra de autos Corvette, pues hubo modelos de casi todos los años de las primeras décadas de fabricación del famoso deportivo americano.

“Era una colección completa con Corvettes de 1953 a 1969. También (atrajeron mucho) los Toyota y una colección de Mazda... y la del Modelo A de Ford, que es de los mejores siempre”.

El paso por cada estación permite al espectador experimentar una pequeña clase de historia, pues el gusto de muchos de estos coleccionistas es compartir anécdotas y datos en torno a sus piezas, y si se trata de un auto, el relato incluye, por supuesto, el origen, cuántos modelos se fabricaron, cómo lo reconstruyó y hasta las memorias que más atesora.

Una de las carpas más vistosas, aparte de los autos, fue la de las antigüedades, donde se observaron desde libros que se utilizaban en el siglo pasado en las escuelas del entonces Departamento de Instrucción Pública, así como cámaras, planchas de carbón, juguetes y otras reliquias como discos de pasta, radiolas y colecciones de latas y botellas.

Cargando..
Sábado 26 de julio de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: