Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de enero de 2012
12:00 a.m. Calidad de vida
 

Despojos de fin de año

Ciudadanos nos cuentan cuáles son sus rituales para despedir el año y comenzar otro. Mira el vídeo

Basilia Rodríguez dueña de la botánica La Era de Acuario en la Placita de Santurce explicó algunos de los remedios espirituales. (Juan A. Alicea Mercado/ END)

Por Yaritza Santiago Caraballo ysantiago1@elnuevodia.com

      Cristina Del Toro, residente de Guaynabo, anhela vivir el  2012 con mayor optimismo, alegría, con dinero, y  mucha buena vibra. Pero para lograr que el nuevo año entre con suerte y bienestar necesita una ayudita del reino espiritual.

 

 Por eso, esta mañana visitó la botánica La Era de Acuario en la Placita de Santurce. Allí  Basilia Rodríguez, la dueña, la recibió con  un sahumerio para purificarla y despojarla de las cosas negativas que le rodean.

En un pequeño sartén, Rodríguez quemó  hierbas de tabonuco, salvia, mirra, incienso, y resina de estoraque, y con el humo aromático comenzó “arropar” el cuerpo de la joven, quien durante el proceso se mantuvo concentrada con los ojos cerrados.

“Me siento feliz, limpia, bendecida”, dijo Del Toro al terminar el despojo. Esta mujer es cliente fiel de este lugar y lo visita varias veces al año especialmente en víspera de Año de Nuevo. De hecho, de allí salió equipada con varios productos para darse hoy un “baño” para la buena suerte y con la llamada bolsita de la felicidad para que no le falte el dinero. Todo por $9. "Me llevo cositas positivas para alimentar el espíritu", sostuvo.

 

Al igual que Del Toro muchas personas visitarán hoy las botánicas, negocios que hacen su agosto entre Navidad y Año Nuevo con la venta de inciensos, perfumes, hierbas naturales, sahumerios y velas.

El negocio de Rodríguez estaba lleno de clientes cuando El Nuevo Día lo visitó esta mañana. Allí hay de todo, incluyendo esencias aromáticas para el amor, la salud, la suerte, y hasta para espantar muertos.
  “En Puerto Rico hay una crisis espiritual. Nosotros con mucho amor y fe preparamos los baños con cosas buenas para que la gente tenga y reciba cosas buenas”, sostuvo Rodríguez.

Pero estos despojos no funcionan si la persona no tiene fe. La fe, según Rodríguez, es el ingrediente principal, para que todos estos productos tengan efecto.

  En la botánica La Caridad se vendían también como pan caliente el incienso y las fórmulas aromáticas para los “baños" de limpieza y purificación.

 Todo tipo de persona llega a estos negocios, según la dueña, Rosa Santiago. Desde médicos, abogados, hasta personas de escasos recursos.

“Vienen buscando los Baños de San Miguel para hacer despojos. Ese se vende mucho para romper con la maldad y revocar todo hacia fuera. También se vende mucho el Baño de San Rafael para la salud. Las plantas naturales como La Ruda para atraer cosas buenas, y la yerba buena se venden mucho también”, contó Santiago. A la lista sumó los perfumes para la buena suerte y el amor como el Pacholí.

 “La gente tiene que entender que tener fe es importante, y que sepan que si Dios no quiere, los santos no pueden”, expuso ella mientras atendía a sus clientes.

 Theo Ladias, de nacionalidad griega, compró en esta botánica carbón para prender sus  inciensos esta noche. Contó que tiene su propio ritual.

 

 “Esta noche vamos a la casa de un amigo. Hacemos un pan dulce y dentro se le pone una moneda. El primer pedazo es para Jesucristo, el segundo para la Virgen María, y el otro pedazo para el dueño de la casa y al que le toque la moneda tendrá suerte”, explicó el hombre, quien fue acompañado de una  amiga.  

 

 Este último día del año, la gente también compra mucho "La escoba", y "La bomba", que son productos para el lavado del piso, para hacer el despojo de la vivienda. Según  Rodríguez, la de La Era de Acuario, el mapeo debe comenzar desde la parte de atrás de la casa hacia adelante.

 Muchos productos de las botánicas son importados, pero Rodríguez aseguró que ella misma los prepara en la parte de atrás de su negocio. Allí cuenta con un pequeño taller decorado con figuras de varios de santos, botellas de agua y las esencias, yerbas y otros ingredientes para preparar sus productos. Así lleva 23 años.

 

 Dijo que requiere un proceso sacrificado y dedicado. Para comenzar, escoge un día de ayuno. Ese día se comunica con sus ángeles de luz, ora a Dios pidiéndole perdón y que la ayude a ayudar a otras personas. “Llamo además a mi Indio (le toca las rodillas a la figura), a San Elias, a Juan,  a San Lázaro y a Jesucristo. Cuando los invoco siento que estoy  lista espiritualmente para hacer los baños y los perfumes para bendecir a las personas”, apuntó Rodríguez, quien aclara que no es espiritista, sino una persona espiritual.

 

 

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: