Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
3 de enero de 2014
12:29 p.m. Seguridad
 

Detienen a mujer que abandonó a su hija en Santurce

Fue arrestada anoche en el casco urbano de Vega Alta

 

Por Maribel Hernández Pérez / maribel.hernandez@gfrmedia.com

La mujer dejó a la menor de 2 años en el colmado La Paloma en Santurce. (angel.rivera@gfrmedia.com)

La mujer a la que se le imputa haber abandonado a su hija de 2 años en el colmado La Paloma de Santurce, fue arrestada anoche en una parada de autobuses en el casco urbano de Vega Alta, luego de que una confidencia recibida les informara de su paradero.

Marilyn Arroyo Báez, de 39 años, fue acusada en la tarde de ayer, jueves, en ausencia de un cargo de maltrato por negligencia, por hechos ocurridos el miércoles de madrugada.

Ayer el juez Edgar Figueroa Vázquez, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, expidió una orden de arresto contra la mujer, a quien le señaló una fianza de $10,000, según datos suministrados por los tenientes Habib Massari, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales de San Juan y el jefe de la División de Arrestos Especiales y Extradiciones, Ferdinand Acosta, durante una conferencia de prensa.

“En horas de la noche nosotros recibimos una información confidencial en la que nos indicaban que había recibido transportación por una persona que todavía desconocemos desde San Juan hacia Vega Alta, con la intención de evadir la jurisdicción”, detalló Acosta, quien agregó que sospechan que la fémina se iba a ocultar en el área oeste.

En la mañana de ayer, Arroyo Báez no compareció a su cita con la fiscal Germaine Báez Fernández, de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica, Maltrato a Menores y Delitos Sexuales, ni tampoco a otra citación previa con el agente investigador del caso, Jesús Santana Soto, adscrito a la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores.

A pesar de los intentos por dar con su paradero, los mismos resultaron infructuosos por lo que la fiscal decidió someterle los cargos en ausencia.

Agregó, Acosta que al momento de su arresto la fémina estaba sola, se observaba “desubicada y nerviosa” y no llevaba un bulto con pertenencias, salvo la ropa que vestía.

La detención de Arroyo Báez, quien no poseía expediente criminal previo, ocurrió a eso de las 9:00 p.m., de acuerdo con los oficiales.

Al inicio de la pesquisa, señaló el teniente Massari, la mujer se mostró cooperadora con los investigadores hasta que notaron ciertos desatinos con los datos que estaba suministrando. De hecho, los investigadores explicaron que al presente no conocen la dirección exacta donde la mujer residía con sus hijos.

“Al nosotros ver que habían unas incongruencias, nosotros ya empezamos a notar en ella cierta resistencia hasta que dejó de cooperar, por eso es citada formalmente y es cuando ella no comparece”, declaró Massari.

Durante su versión inicial, la mujer les dijo que había llegado al negocio con sus tres hijos, su hermana y su cuñado. La pareja comenzó a discutir y supuestamente para que los nenes no presenciaran la riña, optó por llevarse a sus hijos de 3 y 5 años a un lugar seguro y dejó a la pequeña al cuidado del comerciante.

A pesar de que la fémina le dijo a la Policía que el propietario del negocio era el padrino de bautizo de la nena y por eso la dejó bajo su cuidado, el comerciante desmintió la información, aunque sí se confirmó que era clienta del local.

La agente Maleny Rodríguez, en unión al agente Sergio González, adscritos a la División de Arrestos Especiales y Extradiciones, fueron los que diligenciaron la orden de arresto.

La madre de la menor fue llevada en la mañana de este viernes ante la presencia de la juez Alfreida Tomey Imbert, del Tribunal de San Juan, quien ordenó su ingreso en la Cárcel de Mujeres de Vega Alta, luego de que no pudiera prestar la fianza impuesta por el juez Figueroa Vázquez.

Además de la menor de 2 años que fue dejada sola en el colmado, Arroyo Báez tiene dos hijos, de padres diferentes. Los tres menores fueron removidos del hogar por el Departamento de la Familia, quien ayer asumió la custodia protectora.

Desde el 2009, la agencia mantenía una investigación abierta en su contra, pero la mujer constantemente se mudaba de hogar para evitar ser monitoreada por los trabajadores sociales asignados.

“Ella se muda cada vez que va a ser entrevistada por un trabajador social cambia de residencia por eso es que se le estaba dificultando al Departamento (de la Familia) tratar de localizarla”, agregó Massari.

En los pasados días, los investigadores se enteraron de que Arroyo Báez estaba pernoctando en moteles de Santurce donde les pedía albergue alegando que atravesaba por problemas económicos porque sus hijos estaban hospitalizados.

El teniente Massari, reveló a preguntas de los periodistas, que la mujer es usuaria de sustancias controladas.


Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: