Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de octubre de 2012
Modificado: 00:08 a.m. Calidad de vida
 

Diversión en La Marquesa

Inauguran hoy el aviario, el mariposario y el funicular de este parque forestal en las alturas de Guaynabo. Fotos y vídeo

Por Yaritza Rivas / yrivas@elnuevodia.com

Puede tomar  el día entero ver las nuevas atracciones  y recorrer con calma el Parque Forestal La Marquesa en Guaynabo, donde hoy estrenan un aviario, un mariposario y un funicular  que asciende hasta los  1,300 pies de altura.

Coloridas aves exóticas  saludan con un “hola”, decenas de mariposas revolotean y una vista amplia de la ciudad  resalta en el marco de  un recorrido realizado junto a    Luis Hernández, director del Departamento de Instalaciones Forestales y Naturales de Guaynabo.

“Ese es el cerro La Marquesa”, apunta el director camino al aviario, en el teleférico, al pie del  cerro cuya elevación tiene   casi  1,700 pies de altura.  Este cerro marca el límite sur del pueblo de Guaynabo  con Aguas Buenas”, explica mientras sobrevolamos el bosque húmedo en ruta  a las nuevas  instalaciones anunciadas.

El traslado  en el funicular   dura  siete minutos. Según se asciende se va sintiendo cómo sube  la adrenalina con la elevación y se puede apreciar la panorámica de bosque y ciudad. Bien abajo quedan los cables, o ‘ziplines’, que han instalado  para el entretenimiento.

En total son 18 las cabinas  con amplios  ventanales y  capacidad para seis personas. Cada cabina tiene acceso para personas en sillas de ruedas. No se recomienda la trilla para quienes resientan las  alturas o los espacios reducidos.

Al llegar a las instalaciones donde se ubica el aviario y el mariposario, se pronuncia  Andrés, un guacamayo azul. “Es la mascota del aviario”, dice Hernández mientras le busca la vuelta para que le brinde un saludo. Andrés se mantiene en silencio, no así una  escarlata  roja que saluda con un “hola” desde su percha  en el aviario.

Más de un centenar de  coloridas aves de Centro y Suramérica fueron adaptadas al lugar. De acuerdo con el director del parque, todas fueron criadas en cautiverio desde que fueron huevos. Hay guacamayos cacatúas,  cotorras amazonas, además de  pavos reales, faisanes, flamingos y tucanes, comentó por su lado la curadora del aviario, Awilda Ortiz. 

Todas las aves tienen un chip, que las identifica,  por lo que pueden ser rastreadas en caso de que salgan  por accidente del aviario, especificó Hernández, quien nos  advirtió de que  ninguna de las aves se puede tocar. Sí se  pueden  contemplar y retratar desde muy de  cerca. 

Antes de entrar al aviario pasamos por el mariposario, que estaba aún en los toques  finales de  la apertura. También  llegamos hasta un área restringida  donde, se nos explicó,  se aparean las mariposas. La mayoría son monarcas, y  serían trasladadas al mariposario eventualmente. 

A la salida del criadero de mariposas, Hernández nos explica la razón de ser de una zanja con agua. Dice que evita  que las hormigas  lleguen hasta estos insectos, “se comen los huevos que ponen en las hojas de algodón”, dice el  también entomólogo.

“El parque tiene la intención de conscienciar  para que la gente le encuentre el gusto a la vida natural”, dice Hernández, junto a una palma de manaca, especie nativa puertorriqueña y en peligro de extinción. Según él, abundan en las orillas de los ríos.

Volviendo a las instalaciones, se puede llegar también en ‘trolleys’ que recorren todo el parque. Como parte de los nuevos ofrecimientos, se construyó un área para restaurante y tienda que operarán más adelante.

¡Dinosaurios en las veredas!

En algunas veredas del bosque se comenzó la instalación de unos 30 dinosaurios mecánicos que, según el alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, se exhibirán hasta enero.

Por las veredas del parque se puede llegar a un mirador que está a una altura más elevada que la de la estación del funicular. La vista desde aquí es impresionante.  

Durante el evento de hoy, a llevarse a cabo de  9:00 a.m. a 4:00 p.m, se estarán llevando a cabo espectáculos de  música, kioscos de comida y, para los chicos,  juegos de pintura, caricaturas, casas de brinco y  payasos, se informó.

El acceso al parque será gratis y se proporcionará transportación desde los siguientes  estacionamientos: La Ceiba (Carr. #834 final), Embotelladora Manantial La Marquesa y el Laberinto, barrio Hato Nuevo, Complejo Deportivo Moisés García, en el barrio Mamey.

Parque Forestal La Marquesa

• Dirección: Al final del expreso municipal 834 en Guaynabo.

• Horario:   Martes a Domingo de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. 

• Entrada: $3, adultos  y $1,  niños y seniors.  

• Tel: (787) 908-1478, (787) 272-4530

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: