Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de noviembre de 2012
5:26 p.m. Modificado: 5:31 p.m. Boxeo
 

Doctor Ernesto Torres exige una disculpa de González Cancel

Asegura que opinó "sin tener los elementos de juicio" sobre el protocolo tras la muerte cerebral de Héctor "Macho" Camacho

 

Por Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com

El director ejecutivo del Centro Médico en Río Piedras, Ernesto Torres, dijo sentirse ofendido por las declaraciones emitidas en su contra por el cirujano cardiovascular Iván González Cancel relacionadas al protocolo seguido cuando se declaró con muerte cerebral al ex púgil Héctor “Macho” Camacho.

"Espero que se disculpe", sentenció Torres al reconocer que se sintió ofendido porque González Cancel, quien intentó aspirar a la candidatura para la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), "disparó de la cintura".

Torres agregó que su colega opinó "sin tener los elementos de juicio" sobre el protocolo que se siguió tras determinarse que Camacho sufrió muerte cerebral.

"Es la primera vez en mi vida como médico de 38 años que me han faltado el respeto. (González Cancel) me faltó el respeto e hizo unas expresiones sin tener todos los elementos de juicio. Eso se llama disparar de la cintura", exclamó Torres.

Las declaraciones de Torres ocurrieron este lunes minutos antes de que participara en un círculo de oración en la plazoleta del Centro Médico, con motivo de actividades navideñas centradas en la promoción de la paz.

Luego de que Camacho sufriera un paro cardiaco que imposibilitó que se pudieran donar sus órganos, González Cancel censuró la tardanza en desconectar al exboxeador del ventilador que mantenía su cuerpo con vida artificial y catalogó de "inusual" que se dejara esa determinación exclusivamente a los familiares.

"Espero que en algún momento (González Cancel) acuda donde mi. Puede ser por la prensa o por escrito o con una llamada telefónica y se disculpe. No tenía todos los elementos de juicio para hacer esas expresiones", sostuvo enérgico.

Sobre su molestia, subrayó que "cualquiera se siente ofendido. Yo estoy 24/7 aquí (en Centro Médico), no por dinero, porque yo soy una persona asalariada".

"A mí no me pagan por estar aquí 24 horas y te duele que después de estar 38 años en el servicio público te digan que soy un peligro para la salud del pueblo", sentenció.

A Torres se le preguntó si podría acudir a algún foro defensor de los médicos para denunciar una falta ética u otra querella contra González Cancel, pero descartó tomar ese tipo de iniciativa.

Aclara respuesta en caso de Camacho

En cuanto al manejo del paciente Camacho, el funcionario médico explicó que las decisiones no dependieron solamente de su persona.

"Son decisiones que no las tomo yo solamente. En el caso de Macho Camacho, aunque ya el miércoles (21 de noviembre) se le había realizado un electroencefalograma (EG), el médico primario me dice: 'necesito comunicarle algo. El EG llegó y, aunque intermitente y no muy seguido, hay tipo de actividad todavía'", dijo Torres.

Explicó que ese médico le manifestó "no me siento cómodo en hacer una nota de muerte (cerebral) en estos momentos, hasta que mañana (22 de noviembre), a las 6:00 a.m., le realice otro encefalograma".

Torres relató que le dio el espacio a ese médico primario y se le hizo un segundo encefalograma que entonces presentó "una línea isoeléctrica, sin ningún tipo de actividad". A raíz de ese resultado, entonces el doctor certificó muerte cerebral de Camacho, el jueves, 22 de noviembre, a las 10:00 a.m.

Según explicó, a partir de ese momento se hicieron gestiones con Life Link, que acogió la iniciativa de hacer los acercamientos a la familia de Camacho en este caso, para determinar si autorizaban la donación de órganos.

"En el caso de Macho Camacho, Life Link es la que me dice, doctor deme tiempo porque hay unos familiares que dicen que sí y otros que no. Primero fue el planteamiento de que se esperara por la llegada de Macho Camacho Junior, luego por la mamá y las hermanas", sostuvo al resumir indecisiones familiares en torno a la posible donación, que finalmente no se hizo.

Sostuvo que el viernes a las 9:00 p.m., Life Link estaba en los acercamientos con los familiares de Camacho a quienes les habló de forma categórica el jueves.

"Les dije. Recuerden que la misma noche (que ingresó, el 20 de noviembre) hizo un paro (cardiaco) del cual salió, pero se están corriendo el riesgo de que si tiene otro paro hoy o mañana, Dios no lo quiera, no salga y así sucedió. Sucedió que a la 1:40 a.m. hizo un paro del cual no salió", relató Torres.

El director ejecutivo del Centro Médico, no obstante, mostró su marcada defensa a la donación de órganos y recalcó que "si todo paciente que llega con muerte cerebral se desconecta inmediatamente no se tendrán donantes de órganos".

Evita críticas a la ley

El galeno, mientras, evitó dar su opinión sobre si la ley de donación de órganos tiene disposiciones ambiguas como ha estimado el Procurador de la Salud.

Este medio le preguntó a Torres si favorecería enmiendas al estatuto para precisar términos de desconexión, pero rehusó dar una respuesta categórica al respecto.

"El que desconecta es el médico, pero si quieres que alguien en este país reciba órganos y se salven vidas, tienes que dar tiempo a la compañía Life Link para que haga un acercamiento con los familiares (del paciente) para ver si quieren la donación", insistió.

Sin embargo, explicó que "si el mismo día en que se determina muerte cerebral, los familiares rechazan la donación de órganos, ese mismo día se desconecta" del ventilador que mantiene con vida artificial a decenas de pacientes.

A juicio de Torres, cada caso es particular. Por eso defendió el manejo y decisiones recientes en casos como el del niño arecibeño que recibió un golpe severo en la cabeza, se le diagnosticó muerte cerebral, pero no fue desconectado de inmediato ante los reparos de sus progenitores.

"Con Jeffrey fue un caso muy especial y también el Secretario de Salud (Lorenzo González) me pidió dar espacio a la familia, quienes fueron al tribunal y el tribunal nos prohibió desconectar al niño hasta que se diera una vista", recordó.

Jeffrey Santiago González fue un niño de diez años que tuvo muerte cerebral y sus progenitores rehusaron desconectarlo de las máquinas que lo mantenían artificialmente con vida. Sin embargo, sus órganos no fueron donados porque en el proceso se fueron deteriorando.

González Cancel censuró a Torres por su manejo del caso de Macho Camacho y también por el de Jeffrey, caso que trajo debate público, entre otros asuntos, por el alto costo de mantener indefinidamente pacientes en estado crítico conectados a ventiladores que propician vida artificial.


Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: