Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
29 de marzo de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Dramático giro en juicio por muerte de ocho reos

Fiscalía señala como sospechoso al oficial que iba con el acusado

Héctor Cruz Santiago, quien conducía la guagua en la que iban diez reos, enfrenta ocho cargos de homicidio negligente. (El Nuevo Día / Lino M. Prieto)

/ rcortes@elnuevodia.com

Arecibo – Cambios en la versión del guardia penal Ángel Cruz Acevedo sobre el incidente en el que ocho reclusos murieron ahogados dentro de una guagua del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) llevó ayer a la fiscalía a declarar al testigo de cargo como “sospechoso” y posible “coautor” de los hechos.

Cruz Acevedo se disponía a sentarse en la silla de los testigos en el juicio contra el guardia penal Héctor Cruz Santiago, el chofer de la guagua involucrada en el incidente. Por los hechos, Cruz Santiago enfrenta ocho cargos de homicidio negligente, uno por cada recluso que perdió la vida.

Las “variaciones” en la versión fueron detectadas el martes durante una reunión entre el ministerio público y el testigo, precisó el fiscal de distrito de Arecibo, Wilson González. Cruz Acevedo era un testigo importante en el caso, puesto que era el guardia penal que acompañaba a Cruz Santiago al momento de los hechos.

Según el fiscal, el testigo pretendía beneficiar con su nueva versión al acusado. No precisó los detalles de esta nueva versión. Solo mencionó que era un relato que hasta lo incriminaba.

“(Ahora) es sospechoso de los hechos como coautor y pudo cometer perjurio y obstrucción a la justicia”, dijo González en sala.

González advirtió de la situación a la jueza Mabel Ruiz Soto, quien le leyó los derechos al testigo en sala. El sujeto no llegó a declarar. Prefirió mantener silencio ante las advertencias de ley.

El abogado de defensa, Ivandeluis Miranda Vélez, se mostró un tanto incómodo ante la situación. La fiscalía en la tarde de ayer había renunciado al testimonio de Cruz Acevedo y anunció que había terminado con la presentación de su prueba, pero la defensa, entonces, lo acogió como su testigo.

Las versiones vertidas en sala fueron de un conductor y cuatro vecinos del sector Córdova del barrio Sabana Hoyos, donde ocurrieron los hechos el 7 de noviembre del año pasado.

Todos coincidieron en que el acusado decidió cruzar un área inundada donde había un puente, a pesar de que la estructura ni se lograba ver y de las advertencias de peligrosidad de al menos uno de los vecinos. En el juicio también declararon dos funcionarios del DCR.

La guagua, que llevaba a diez reclusos, se salió del puente y fue arrastrada a un área profunda. Solo dos reos salieron con vida.

El abogado de defensa resaltó con sus preguntas las gestiones que hizo su cliente para sacar a los reos de la guagua, a pesar de que se le cayeron al agua las llaves.

También recalcó que el DCR no había orientado o adiestrado a los choferes de la agencia sobre cómo reaccionar a situaciones de emergencia como esta.

Se espera que hoy la defensa presente a varios peritos y que las partes ofrezcan sus informes finales del caso.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: