Top de la pagina

Editorial

El Nuevo Dia Editorial de El Nuevo Día
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
29 de marzo de 2012

UN CLAMOR POR CALIDAD DE VIDA

Si hay un punto medular en los resultados de La Voz del Pueblo en La Encuesta de El Nuevo Día es que el clamor ciudadano por calidad de vida y acciones efectivas no debe seguir diluido en mezquinas agendas partidistas, sino que debe mover un proyecto integral de reforma social que propicie un clima de seguridad y un estado colectivo de bienestar.

Sólo un proceso integral como este puede interpretar las aspiraciones a corto, mediano y largo plazos expresadas por los encuestados al momento de fijarles prioridad a distintas áreas y propuestas de desarrollo socioeconómico contenidas en la Agenda Ciudadana.

Figurando la seguridad como principal preocupación en estos momentos, y en un país que vivió en el 2011 uno de los años delictivos más sangrientos de su historia, es lógico el reclamo que hacen afiliados y no afiliados a los gobernantes, y a quienes aspiran a serlo, para que atiendan el fenómeno de la criminalidad.

Igual demanda hacen con asuntos como la creación de estrategias para acabar con el narcotráfico, para aliviar el costo de la energía eléctrica, crear empleos, rescatar los valores y crear un sistema universal de salud, temas que siguieron en orden de importancia.

Y es que en lo que concierne a la identificación de los problemas que nos aquejan como pueblo hay consenso. Prueba de ello es que los programas de gobierno de todos los partidos están llenos de promesas formuladas como propuestas a estos desafíos.

Empero, las plataformas de los partidos son sólo eso, una amalgama de propuestas y promesas, y el hecho de que los electores validen a un candidato en particular con sus votos no significa que esos programas son sinónimo de un plan colectivo de desarrollo, aunque la mayoría de los políticos erradamente así lo piensen.

Erigir nuevos cimientos para una prosperidad duradera requiere romper con la inmovilidad en la implementación de soluciones, derrotar el tribalismo político y vencer el conformismo.

Es por ello que insistimos en que el plan de desarrollo socioeconómico que propenda la bonanza a la que aspiramos tiene que ser uno donde la política partidista pase a un segundo plano, pasando los ciudadanos a ser los grandes protagonistas con la presentación de propuestas, con el impulso de la autogestión y en el desarrollo desde la base de una verdadera democracia participativa. De hecho, hay propuestas bien articuladas y hay rendición de cuentas de trabajo realizado. Lo prueba la Agenda Ciudadana.

Por eso creemos que la desconexión del liderato político con aquellos que hacen factible que lleguen al poder puede ser vencida mediante la apertura de más espacios y mecanismos de participación del pueblo en la gestión pública desde la etapa inicial de identificación de los problemas hasta la formulación de soluciones, seguimiento y evaluación del proceso. Como fundamento de este proceso están el respeto y aprecio de todos los puntos de vista, sean mayoritarios o minoritarios.

Es obvio que los problemas que aquejan al País no han ocurrido de la noche a la mañana. Están ahí por nuestras deficiencias como pueblo en encontrarles solución y en ello, gobiernos y ciudadanos tenemos responsabilidad compartida. De ahí la urgencia de trabajar para lograr que la cultura política se conecte nuevamente con las necesidades del País y empecemos a mirar más allá del próximo pago, del próximo trimestre o las próximas elecciones.

El compromiso de los gobernantes y la decisión de los ciudadanos de autogestionarse, de participar y de reclamar su espacio en los asuntos públicos, son clave en lucha contra las desigualdades y en la transformación de nuestro país.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Viernes 28 de noviembre de 2014
73ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: