Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
30 de junio de 2013
12:00 a.m. Modificado: 11:57 p.m. Tecnología
 

El auge de las galerías de arte online

Cada vez más gente está comprando obras por internet sin siquiera haberlas visto en vivo

 

Por BBC

El arte ha sido una de las últimas industrias creativas en dar el salto al mundo digital pero cada vez más gente está comprando obras online sin siquiera haberlas visto en vivo... Así que parece que los tiempos están cambiando.

Para los turistas que visitan Londres y quieren ver arte contemporáneo, la primera parada obligatoria es la galería Tate Modern. En 2012, un récord de 5.3 millones de visitantes se pasearon por sus instalaciones.

En Reino Unido, son más quienes visitan galerías de arte y museos que quienes asisten a partidos de fútbol de la Liga Premier. Pero también hay un récord de quienes ven arte por internet. Ahora, comprar arte en la red se está convirtiendo en algo común.

Es una industria que mueve unos $60,000 millones al año y un gran negocio al que hincarle el diente.

Se estima que el mercado del arte online crece cada año un 20%.

"Vendemos más arte al mes de lo que la mayoría de galerías tradicionales en un año", afirma Rebecca Wilson, directora de otra galería británica, Saatchi.

"Eso de debe a una audiencia internacional enorme, mucho trabajo y un equipo de curadores que se asegura de la calidad de las obras", explica.

Además, se ve más arte online que físicamente y, con cada vez más arte colgado en la red que en las paredes de los museos, ¿están perdiendo importancia de las galerías físicas?

"Incluso antes de que las compras se hicieran online, la mayoría de las ventas no se hacían en las galerías físicas sino en las ferias de arte", le explica a la BBC Jonas Almgren, director ejecutivo del sitio web Artfinder.

Comprar sin ver

El sitio web Artsy se dedica exclusivamente a promocionar piezas originales de Andy Warhol, una idea muy poco probable hace sólo algunos años.

Mientras que para algunos $20,000 puede parecer una ganga para una foto Polaroid, con seguridad está muy lejos de la idea tradicional de muestra de arte y de la idea de que sólo se pueden vender online afiches baratos.

La gran sorpresa es el precio que puede alcanzar una pieza de arte sin que el comprador la haya visto en persona.

Según los analistas de la aseguradora Hiscox, cerca del 90% de las galerías venden regularmente arte a sus clientes en base a una única imagen digital.

"Es mucho mejor ver el arte en vivo y, por supuesto, es algo que nos esforzamos por alcanzar", señala Almgren.

"Sin embargo, coleccionar arte es adictivo. El momento mágico es cuando le quitas el envoltorio y lo ves. Es diferente a cuando lo ves en una galería", apunta.

Y el estereotipo de que la gente joven es más amante de las nuevas tecnologías, según Hiscox, simplemente no es verdad. La mayoría de coleccionistas de más de 65 años ha comprado arte directamente online.

"Cuando empezó el mercado del arte en internet, la gente todavía dudaba sobre comprar zapatos en la red, así que de comprar arte onlineni se hablaba. Eso ha cambiado completamente", afirma Wilson.

Universo paralelo

"Siento que es un universo paralelo al modelo tradicional de galerías y a la estructura de museos que ha dominado el mundo del arte. Se está produciendo un gran cambio pero no creo que uno acabe con el otro", sostiene la directora de Saatchi Gallery.

De hecho, los altos escalafones del mundo del arte todavía no parecen querer aceptar el cambio tan rápido.

"El mercado de lujo son 200 galerías, 2,000 artistas y quizás 2,000 compradores", afirma Almgren.

"Es una gran parte del mercado porque es la porción más pesada del mercado, pero no la mayor. El mercado es mucho más amplio", señala.

Pero el arte es una industria que no siempre está hecha de historias de éxito.

El sitio de arte estadounidense 20x200 está actualmente desconectado y tratando de conseguir más fondos. Dicen que "no se han ido, sólo están tomándose un descanso".

Pero los riesgos para las cientos de empresas de arte online que se abrieron en los últimos años parecen claros.

200,000 obras

A pesar de tantos competidores en internet e incluso el aumento en el número de restaurantes y cafés que venden arte, el director de Artfinder piensa que el rol de las galerías físicas es crucial.

"Va a hacer falta incluso más gente que explique lo que realmente es bueno", dice Almgren.

Con una gran cantidad de arte en línea, distinguir entre lo bueno y lo malo es realmente un desafío.

Y el trabajo del curador es cada vez más arduo. La galería onlineSaatchi, por ejemplo, tiene actualmente unas 200.000 obras a la venta.

"Queremos que la red sea una auténtica galería, sólo que online", dice Wilson.

"Cada día miro todas las obras de arte que se cuelgan. Es mucho trabajo pero tremendamente excitante y trabajamos con otros curadores para cubrir la brecha entre el mundo online y el de las galerías".

Para poderlo hacer, la comunidad del arte tiene que sentirse más cómoda con la idea de separarse de la galería física y acercarse a las imágenes de alta resolución.

"El arte todavía está mucho más atrás de la moda, donde el cambio ya se ha producido", argumenta Almgren.

"Creo que el cambio hacia el mundo online será más rápido. De quienes compraron en abril (de 2013), el 14% volvió a comprar mes y medio después. Es increíble pero no sé explicar por qué", concluye.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: