Top de la pagina

Internacionales

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de enero de 2013
1:52 p.m. Modificado: 2:07 p.m. Internacionales
 

El Obamamóvil es más seguro que un tanque

Apodada “La bestia”, la limusina es un cuarto de seguridad sobre ruedas. Vídeos

 

Por ELNUEVODIA.COM

Ayer el presidente Barack Obama transitó la avenida Pennsylvania hacia el Capitolio a bordo, como ya es costumbre, de su limusina presidencial.

A este vehículo fabricado por Cadillac específicamente para el uso de este presidente se le apoda “La bestia”, porque es literalmente un arma de seguridad nacional.

Por lo mismo, está lleno de secretos,  pero publicaciones especializadas de la industria automotriz han logrado recopilar suficientes datos asombrosos sobre La Bestia. Además, el propio Servicio Secreto reveló algunas especificaciones de seguridad del vehículo en 2009 a ABC News, luego de haber revisado cada pulgada para descartar espionaje o sabotaje.


Es obvio que la limusina es a prueba de balas y de bombas, pero su blindaje es cosa seria. Las puertas son de 8 pulgadas de espesor, tan seguras y pesadas como la cabina de un avión Boeing 757 según MotorAuthority.

Incluye un avanzado sistema para combatir incendios, neumáticos reforzados con Kevlar y aros de acero que pueden continuar rodando aún si las llantas se hicieran hilachas. Además el tanque de combustible está aislado y protegido para no estallar incluso si llegara a ser tiroteado.

Tiene binoculares de visión nocturna, cañones de gases lacrimógenos y escopetas de pistón integradas.

Además en cuestión de segundos se sella como un cuarto de pánico y, en caso de ataque químico o biológico, tiene su propia reserva de oxígeno. 

Obama tiene a mano un teléfono satelital con línea segura y directa al vicepresidente y al Pentágono. Si a pesar de todas estas medidas sufriera una emergencia que requiera transfusión, el vehículo contiene sangre compatible con la del presidente.

La limusina además tiene todo un panel de avanzadas comunicaciones y sistema de posicionamiento global, según el Servicio Secreto.

Las comunicaciones desde y hacia el interior de La bestia se transmiten con múltiples capas de seguridad, no solo cifradas sino además a través de satélites para uso militar.

No es raro ver cómo, antes de que Obama aterrice en el Air Force One, muchas veces La Bestia ya ha llegado en avión de carga y está lista para trasladar al presidente en sus viajes en ultramar.

El factor chofer:

Otra arma defensiva es el propio chofer. Este agente del Servicio Secreto está extensamente adiestrado para conducir bajo situaciones extremas, tanto meteorológicas como bajo ataque directo y persecución. 

Eso sí, aunque La Bestia parece lista para todo, paga un precio: es lenta y gasta mucha gasolina. Se cree que debido al peso del blindaje y sistemas de defensa es muy difícil que pueda superar con facilidad las 60 millas por hora, según The Car Connection.


Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: