Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de febrero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

El PNP jura lealtad total a las dietas

Representantes se aferran al pago diciendo que la propuesta no es de ellos, sino del PPD

 

Por Gloria Ruiz Kuilan / gruiz@elnuevodia.com

Las razones llueven, todas con el mismo fin: los representantes afiliados a la minoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) no quieren renunciar a las criticadas dietas y esbozan mil justificaciones para no renunciar a este estipendio, contrario a los miembros del Partido Popular Democrático (PPD.)

La principal razón esbozada es que la promesa de una reforma legislativa no fue del PNP, sino del PPD. Además aseguraron que mientras no haya una ley aprobada que detalle la reforma legislativa, seguirán recibiendo sus dietas.

“Voy a esperar que finalice todo este proceso y se termine esta discusión, que la mayoría parlamentaria apruebe el proyecto (de reforma)”, dijo el representante Ángel Bulerín Ramos.

Preguntado sobre el reclamo del pueblo por recortes, recordó que el año pasado el PNP propuso reducir el número de miembros de la Legislatura, pero el electorado lo rechazó en un referéndum. “A mí nadie de mis constituyentes me ha hecho ese reclamo. El carro, no tengo problemas en entregarlo mañana”, afirmó.

Los representantes, a diferencia del Senado, poseen estipendio para auto de entre $1,360 y $1,460 o auto oficial con una tarjeta para gasolina de $3,000 anuales. Este beneficio se une al pago de dietas.


El representante Urayoán Hernández alegó que retiene sus dietas y las distribuye para “cualquier necesidad de mi gente”.

“Por lo menos, yo las utilizo para beneficio de mi gente”, dijo el representante de sectores de Juana Díaz, Villaba y Santa Isabel, sin ofrecer ninguna evidencia de su planteamiento.

La representante Lourdes Ramos fue más contundente. “Yo me opongo al legislador ciudadano. No las voy a entregar (las dietas) porque el proyecto de la Cámara (para reformar la Legislatura) lo que creó fue un barrilito”, dijo. Pero “si se aprobara la ley, cumplo con la ley”, reconoció.

“Yo me lo gano”

“Yo no voy a renunciar a nada. Yo me los gano (los privilegios). Si la ley me obliga, pues ni modo. Yo no pierdo el tiempo en la Legislatura, si no ya me hubieran sacado (los electores)”, soltó, por su parte, el representante Gabriel Rodríguez Aguiló.

Entretanto, el representante Pedro Julio “Pellé” Santiago dijo que pondera donar sus dietas a un hogar de niños en Toa Baja. Pero lo haría “tan pronto se apruebe el proyecto (de reforma legislativa)”.

En el caso del representante José “Nuno” López su respuesta fue más pintoresca. “Acuérdate que uno hace un presupuesto a base de lo que uno cobra. Esto ha sido tan rápido y atropellado que no me ha dado tiempo para ajustar el presupuesto mío, y eso no fue un compromiso de campaña”, dijo López.

Precisamente como no fue una promesa de campaña del PNP, los legisladores de ese partido están en una situación “cómoda”, indicó el analista político Carlos Díaz Olivo, quien, de paso, reconoció que hay “un montón” de legisladores que convirtieron su cargo y la Asamblea Legislativa en “un medio de ganarse la vida, no como una vocación de servicio público”.

“El PNP se las juega cómoda porque no tiene ningún compromiso sobre ese punto con el electorado y lo que hace es retirarse con comodidad para ver el partido contrario enredado. Así que desde el punto de vista de estrategia política, los penepés dejan que el Partido Popular siga enredado en ese issue”, destacó el analista y abogado.

Advirtió, sin embargo, que el efecto político está presente tanto para el PNP como para el PPD. Destacó que si los populares no logran coagular como grupo y remar para un solo lado con la reforma legislativa, los penepés salen airosos.

“El PPD está dividido. Si el gobernador (Alejandro García Padilla) demostrase una fuerza de liderato que hasta ahora yo no he visto, y alinea a (Jaime) Perelló, a (Eduardo) Bhatia y a todos los legisladores, ahí tendría una A. Se fortalece su imagen y el PNP, que le acabará votando en contra, un negativo”, dijo.

Pero el también analista político David Noriega difirió por entender que el “daño político ya está consumado aunque aprueben la reforma legislativa”.

“Esto lo que refleja es una gran incapacidad de los legisladores para captar el sentir del pueblo, que ha hecho mucho daño a los legisladores. Fíjate que los representantes y los senadores también representan a la gente. (Pero) la gente va por un lado y los legisladores van por otro. Se han retratado como unos incapaces de captar el sentir de la inmensa mayoría del pueblo”, sentenció.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: