Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de diciembre de 2011
12:15 a.m. Modificado: 7:05 p.m. Mi bienestar
 

El problema de los discos herniados

Conoce cómo se puede trabajar

 
No importa cuántos medicamentos se tomen para el dolor por discos herniados, nunca se resolverá el problema a largo plazo. Thinkstock

Por Edel Díaz / Especial para ELNUEVODIA.COM

Solamente las personas que padecen de discos herniados pueden apreciar el dolor que conlleva esta condición. Algunos mencionan que es peor que un parto o "pasar una piedra". La realidad es que el dolor desespera. Nadie quiere padecer de ningún tipo de dolor. Vivimos en una sociedad en la cual nos "enseñan" a través de los distintos medios de comunicación que el mejor y más efectivo método para combatir el dolor son los medicamentos; los fármacos.

Con esto no deseo menospreciar la contribución de la medicina a combatir y eliminar muchas enfermedades en los seres humanos mediante la utilización de medicamentos. No obstante, los medicamentos antiinflamatorios, que tanto se utilizan para este tipo de problema de salud, tienen muchos efectos secundarios si los mismos son utilizados a largo plazo. De alguna manera tenemos que establecer un balance entre los beneficios y efectos secundarios cuando consideramos tomar un medicamento. También debemos evaluar alternativas viables a dichos medicamentos.

Problema mecánico

En el caso de los discos herniados, el dolor lo causa un problema mecánico en el cuerpo. Un disco herniado es un disco en la espina dorsal que se desplaza o se abulta de su límite normal. El problema no es necesariamente que el disco esté herniado (abultado o desplazado). El dolor en realidad se origina si el disco herniado se desplaza en una dirección que toque o ponga presión en una raíz de algún nervio o en el cordón espinal o alguna de sus partes. En muchos casos el dolor sólo proviene debido a la presión que ejerce el disco sobre la raíz del nervio. Mientras más presión ejerza el disco sobre el nervio, más síntomas (intensidad de dolor, reflejo de dolor a brazos o piernas) la persona va a experimentar. El proceso de inflamación que ocurre en el cuerpo debido a esta condición es uno químico, a consecuencia del problema mecánico.

¿Solución química?

Si el dolor debido a discos herniados tiene un origen mecánico (presión del disco sobre el nervio)…¿por qué intentamos remediarlo químicamente con medicamentos?

Los medicamentos, que usualmente los doctores en medicina recetan para remediar este problema, son antiinflamatorios, analgésicos o alguna combinación de ambos. Cuando tomamos estos medicamentos estamos anestesiando a nuestro cuerpo en un esfuerzo para disminuir la inflamación (proceso químico) y disminuir el dolor. Sin embargo, en la mejor de las circunstancias, este período de alivio es temporero, ya que el efecto del medicamento es limitado, y al cabo de algunas horas volvemos a sentir el dolor y tenemos que tomarnos otra dosis del fármaco. Inevitablemente terminamos en un "círculo vicioso" que sólo nos provee alivio temporero, pero no resolvemos el problema del disco y la presión que éste ejerce sobre el nervio.

La realidad es que no importa cuántos medicamentos tomemos para el dolor debido a discos herniados, nunca resolveremos el problema a largo plazo debido a que el fármaco sólo trata el síntoma (dolor, inflamación) y no el origen del problema (presión del disco sobre el nervio). Lo mismo se podría decir de la terapia física y los bloqueos que son también comúnmente recomendados y utilizados por doctores en medicina para este tipo de condición.

¿Solución mecánica?

¿Acaso no hace más sentido el combatir esta condición mecánica proveyendo una solución mecánica? Es decir, en vez de tratar los síntomas (dolor, inflamación)...¿no es mejor tratar el origen del problema, en este caso el disco herniado?

Cirugía

Es aquí cuando entra otra opción sugerida por muchos doctores en medicina cuando las alternativas químicas no funcionan; la cirugía. La cirugía de discos es una solución mecánica, ya que se interviene al disco para que no le ejerza presión al nervio. Existen diferentes métodos de cirugía para la condición de discos herniados.

A primera instancia podría parecer que ésta es una alternativa razonable. Sin embargo, muchos estudios revelan que la cirugía de discos no es un método efectivo para tratar este tipo de condición. La mayoría de las personas que padecen de este tipo de condición no necesitan cirugía y deben agotar todas las alternativas no-quirúrgicas antes de considerar la cirugía.

Tratamiento de Flexión-Distracción

Una alternativa mecánica, conservadora y efectiva de tratar los discos herniados lo es el procedimiento denominado "Ajuste y Manipulación de Descompresión de Cox", también llamado "Flexión-Distracción".

El tratamiento consiste en la aplicación de flexión y tracción intermitente al disco. Durante este tratamiento se "bombea" al disco, causando un vacío (fuerzas negativas) que a su vez hace que éste se "succione’ o se recoja. La presión que ejerce el disco herniado sobre el nervio disminuye a medida que el disco retrocede debido al "bombeo". Esta reducción en presión disminuye el dolor y, por ende, la inflamación.

Muchos estudios prueban la efectividad y costo efectividad del tratamiento de "Ajuste y Manipulación de Descompresión de Cox", sobre otras alternativas para el tratamiento de discos herniados. Además, evita que el paciente tome medicamentos y cirugías innecesarias.

El tratamiento de "Ajuste y Manipulación de Descompresión de Cox" trata la raíz del problema; la presión que ejerce el disco sobre el nervio, e indirectamente trata el dolor que es lo que desespera a las personas que padecen de esta condición. Una solución mecánica para un problema mecánico.

El autor es doctor en quiropráctica y tiene especializaciones en medicina deportiva y en la técnica de Ajuste y Manipulación de Descompresión de Cox® para el tratamiento de discos herniados. Fue profesor del National College of Chiropractic en Chicago, Illinois. Para contactarlo o hacerle preguntas escribe a edeldiaz@quiropracticaaldia.com.

 

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: