Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de febrero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

"Él se estaba preparando para lo que venía"

Joshua dibujó a un Cristo crucificado abrazando a un niño antes de su muerte

Por Patricia Vargas Casiano /pvargas@elnuevodia.com

Corozal – Joshua Santiago González solía dibujar caballos y casas, pero el sábado fue diferente. El nene de 12 años plasmó en un papel la imagen de un Cristo crucificado abrazando a un niño. Se lo entregó a su mamá, Jesayda González, que se iba a trabajar y la abrazó muy fuerte.

Esa sería la última vez que vería con vida al segundo de sus tres hijos. A la mañana siguiente, el estudiante de educación especial, quien estaba al cuidado de sus abuelos, insistió en acompañar a su hermano Jonathan, de 18 años, a la panadería donde trabajaba su mamá. En el camino, el adolescente perdió el control del carro, cayendo ambos por una pediente de 190 pies de altura.

“Esos últimos momentos fueron especiales. Pienso que ya él se estaba preparando para lo que venía porque hizo un dibujo de un Cristo crucificado; fue algo impresionante porque nunca había dibujado algo así”, recordaba Jesayda entre sollozos en la casita de sus papás en lo alto del barrio Palmarito.

La joven madre de 34 años solo lamentaba que Joshua no llegó a verla para darle ese último abrazo.

“Tampoco se lo pude dar cuando llegué al lugar donde estaban los dos tirados junto al río, no pude bajar, era demasiado profundo el risco, y cuando los iban a subir me sacaron del lugar”, relató.


“Por eso, cuando fui a ver a Jonathan al Centro Médico, lo abracé tan fuerte como si hubiese tenido a los dos en mis brazos... Pero ya no puedo echar el tiempo atrás ni recriminar a nadie y menos preguntarle a Dios. Él me lo dio por 12 años y Él me lo quitó, y le doy gracias porque me dejó a uno vivo”, expresó la mujer.

En ocasiones, reía como si estuviera viendo a Joshua hacer sus travesuras. “Estaba limpiando la finquita del abuelo porque decía que iba a sembrar gandules, quería ser agricultor y que iba a manejar un truck como su tío”, dijo al recordar el carácter amoroso de su hijo y los esfuerzos que realizaba por superarse y lograr sus sueños.

Doble dolor

Jonathan, el hermano mayor, sufrió fracturas en varias partes del cuerpo y hoy lo trasladarían al Hospital Universitario de Río Piedras para ser operado de un tobillo.

“Ya sabe lo de su hermanito, lloró, gritó, y va a necesitar mucho apoyo de profesionales, pero Joshua nos está dando fuerzas”, contó Jesayda.

Manuel Santiago, padre de Joshua, tuvo la difícil tarea de ir al Instituto de Ciencias Forenses a reconocer a su niño. “Estaba como siempre, sonriendo y con los ojitos abiertos. Papá Dios se lo llevó porque buscaba un agricultor”, indicó el hombre de 38 años.

Los padres del niño no tienen palabras para agradecer el gesto de Rafael Santiago “Puzco” que fue quien se tiró al río a sacar a los niños del auto.

“Lo sacó sin vida, pero lo sacó y tengo paz porque sé que el falleció en el momento”, reflexionó el papá de Joshua.

Los restos de Joshua serán expuestos hoy al mediodía en el centro comunal Erasmo Santiago del barrio Palmarito, en Corozal, y mañana será sepultado en el cementerio del barrio.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: