Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
28 de junio de 2013
Béisbol
 

En otra faceta Ivan Rodríguez

Pudge labora como directivo de los Rangers. Vídeo

 

POR Carlos Nava / ESPNDeportes.com

NOTA DEL EDITOR: Segunda parte de una entrevista con Iván Rodríguez

ARLINGTON - Cuando Iván Rodríguez anunció su retiro el año pasado, simplemente colgó los aperos, pero no se distanció del béisbol.

Luego de dos décadas ligado al deporte del diamante, el béisbol es más que su trabajo. Es su vida. Por eso, no lo pensó dos veces cuando los Vigilantes de Texas le ofrecieron al exreceptor boricua la oportunidad de permanecer a las Grandes Ligas; ahora como directivo, instructor, embajador y hasta buscador de talento.

“Como quiera estoy en beisbol” explicó Rodríguez. “Estoy envuelto en beisbol, algo que uno va a traer toda la vida, por el resto de tu vida”.

Los Vigilantes fueron el equipo que debutó a Pudge Rodríguez en la gran carpa, cuando apenas tenía 19 años; la misma organización que lo había firmado al profesionalismo tres años antes y en la que se desarrolló rápido en el sistema de Ligas Menores.

Ahora, los Vigilantes esperan que el puertorriqueño comparta sus experiencias y motivaciones con los peloteros actuales y futuros; con los que ya llegaron a las Mayores y con los que están por llegar.

“Trabajar cerca de Pudge es algo que ni siquiera me imaginé”, dijo el receptor de los Vigilantes Geovany Soto. “Desde que comencé a jugar beisbol, uno lo veía como ídolo. Ahora está aquí con nosotros y puedo compartir con él”.

“Es el mejor cátcher de la historia”, agregó. “Fue un Ranger por muchos años. Pasó por todo, buenas y malas experiencias. Tengo que aprovechar que puedo hablar y aprender de él”.

Soto dijo que Rodríguez departe en algunas prácticas de bateo uniformado como entrenador y que aconseja, explica y motiva con los detalles finos que puede ver; ya sean técnicos, de posiciones o en la manera de ver el juego.

“Pero es muy respetuoso”, señaló. “Tampoco es que venga a tratar de exigir, criticar o querer ser el manager. Sólo nos habla y nos ayuda con sus puntos de vista”.

El parador en corto Elvis Andrus coincidió con esa apreciación.

“Es un honor el simple hecho de tener a Iván Rodríguez con nosotros”, dijo. “Fue mi compañero un par de meses... Lo conozco y sé qué clase de buena persona es. Es alguien que nos puede ayudar mucho en todos los aspectos”.

Pudge explicó que su trabajo actual con los Vigilantes engloba diversas áreas y facetas.

“Ahora trato de enseñar a los chamaquitos en la comunidad, en Texas, en Puerto Rico en Miami”, dijo. “Me siento muy bien haciendo eso”.

Rodríguez también supervisa las sucursales en todos los niveles o participa en programas de intercambio de ideas, clínicas y enseñanzas de la organización.

“Voy a las Ligas Menores. He ido a varias de las afilidadas que tenemos. La próxima semana voy a ir a Carolina del Sur para ver a los peloteros de Clase A”.

La semana anterior, por ejemplo, estuvo en México como embajador de la franquicia texana para alternar con los Diablos Rojos del México, conocer sus granjas y hablar con jugadores prospecto y establecidos.

“Cuando estoy aquí en Arlington trabajo con los muchachos, hablo con ellos y con sus coaches. Me mantengo siempre atento de tratar de ayudar en lo que mejor pueda en cualquier aspecto”.

Pudge cree que la nueva filosofía de los Vigilantes, encabezados por el presidente ejecutivo, Nolan Ryan, y el gerente general, Jon Daniels, resultará en un equipo competitivo y contendiente a largo plazo.

“Hemos tenido un buen equipo de muchachos jóvenes, que en su mayoría han venido de nuestras Ligas Menores (...)”, indicó. “Jon Daniels ha hecho tremendo trabajo para esta organización, trayendo jugadores, subiendo jugadores de las Menores para tener el equipo que tenemos en este momento en el terreno de juego”.

“El equipo que tenemos ahora se respeta mucho en todas las Grandes Ligas”, añadió. “Si tenemos momentos malos, venimos de nuevo. Es un equipo duradero, que lucha hasta el final”.

Después de 25 años como pelotero profesional, incluidos 21 en las Mayores, 2,421 partidos como receptor ligamayorista, 13 Guantes de Oro, 14 Juegos de Estrellas y una distinción de Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999, Rodríguez sabe que tiene que comenzar una nueva carrera desde afuera del campo.

“Ese es mi trabajo, mantenerme pendiente de la organización en todos los aspectos y en cualquier función que quiera que haga estaré siempre disponible”, dijo.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: