Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de marzo de 2013
12:00 a.m. Modificado: 08:16 a.m. Calidad de vida
 

En peligro de extinción los sacrificios de Cuaresma

Incluso muchos cristianos los ven innecesarios, según un sondeo de

 

Por Sharon Minelli Pérez / sperez@elnuevodia.com

Los sacrificios durante el periodo de Cuaresma y Semana Santa  al parecer están en peligro de extinción, según reflejó un sondeo informal en la página de Facebook de El Nuevo Día.

La mayoría de los más de 300 usuarios que respondieron en unas 4 horas indicó que no se privan de nada antes de que llegue Viernes Santo.

Para algunos la razón es que no comparten la fe cristiana o que no creen “ni en la luz eléctrica ni en el gobierno”, como dijo Luiso Albino.

Mientras, unos cuantos tildaron de hipocresía la práctica de abstinencia por un ratito para portarse de lo peor el resto del año.

En cambio, fueron muchos más los que – justamente por sus creencias cristianas – ven  innecesarias las privaciones de cara a la Semana Mayor.

Como dijo Elba Villanueva, “para estar en comunicación con Dios, no hace falta sacrificio alguno”.  O como planteó Ruth Teresa Vergara. “Ninguno. Ya Jesús se sacrificó por mí”.

Entre la minoría que compartió sus penitencias, las más comunes fueron: 

No comer carne los viernes, además del jueves y viernes santos

Ayunos

  • No tomar refresco
  • No consumir alcohol
  • No comer dulces
  • Abstenerse del sexo
  • No criticar al prójimo
  • No ir a la playa 
Un asunto privado

Otros aceptaron que se privan de algo que les cueste no hacer o consumir, pero que no lo publican.

“Los sacrificios  y las buenas obras que se hacen nunca se comenta ni se dicen. La palabra dice que lo que haga tu mano derecha que no se entere la izquierda”, escribió Héctor Cordero.

Mientras, Jackeline Toledo combinó esta visión privada con un consejo: “Es personal. Entre Dios y yo[…]. Mi consejito es que ayunen de la lengua”.

Y entre versículos bíblicos y críticas a quienes sí deciden hacer sacrificios, no faltaron – por supuesto – los que abordaron el tema con humor:

“Sacrifico un pollo, después me sacrifico comiéndomelo y después rebajándolo”.   (Manuel Rivera Vélez)

“Dios me dijo que hiciera lo que me haga feliz, que él después me manda el ‘bill’” (Edwin Omar).

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: