Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de abril de 2011
Boxeo
 

En pie Juanma

El ahora excampeón mundial está positivo en que se recuperará del primer revés sufrido en su carrera

 (El Nuevo Día / José R. Madera)

Por José A. Sánchez Fournier / jose.sanchez@elnuevodia.com

Un poco triste, pero con el carisma y sinceridad que lo distinguen, Juanma López visitó ayer la redacción de El Nuevo Día, donde compartió impresiones sobre su primera derrota profesional -el pasado sábado en Bayamón frente a Orlando Salido- y sobre su futuro.

También habló sobre el controvertible desenlace del combate y sobre los posibles cambios en sus entrenamientos futuros.

 

Físicamente, ¿cómo te sientes?

Juanma López - Físicamente estamos bien. En estos días nos vamos a hacer los exámenes (médicos) pertinentes, claro está. Son exámenes de rutina, pero estamos bien.

 

¿Cómo compara el castigo que recibiste el sábado con otras peleas fuertes que has tenido, como la de Rogers Mtagwa, Rafael Márquez y Oliver Lontchi?

Al lado de la de Mtagwa, no tengo nada. Con Márquez sí salí bien estropeado del cuerpo. Con Lontchi las manos me dolían. Pero esta vez estamos bien.

No pudimos ganar en esta ocasión y le pido disculpas al público. Pero son cosas que pasan en el deporte. En el baloncesto y la pelota una derrota no es nada porque las series son de 7-4, pero aquí no. En el boxeo eres tan bueno como tu última pelea.

¿Te afectaron los problemas personales, tu separación matrimonial, las distracciones profesionales y los comentarios públicos de Wilfredo Vázquez, hijo?

Lo que está pasando en mi vida personal, pues son cosas que tienen que pasar. Hay cambios en la vida. No creo que me afectara en la pelea.

No es la primera vez que viajamos (poco antes de la pelea, para promocionar su combate), en otras peleas yo he viajado a combates fuera, eso es algo normal. Lo de Wilfredo Vázquez es un tema que yo en mi vida no lo toco, realmente eso no fue motivo de preocupación. Vázquez pudo haber dicho lo que fuera.

¿Cuándo notaste que no te sentías como lo usual para una pelea?

Lo noté desde el primer asalto. Cuando llegué a mi esquina, les dije “Me siento lento”.

Me sentía lento, no podía moverme como usualmente lo hago. Le di buenos golpes a Salido -sí sé que él aguanta-, pero realmente en ningún momento lo pude lastimar. No me sentía bien, no era mi noche.

 

¿Te afectó marcar las 126 libras?

No creo. Yo hice muy bien el peso, incluso estuve una libra por debajo. No creo que sea eso.

Pero de todas maneras ahora nos vamos a mantener más cerca del peso, en unas 138, 139 libras. Vamos a hacer unas dietas especiales para poder bajar bien el peso. Pero no creo que eso tenga que ver.

 

¿Has visto una grabación de la pelea?

En estos días me voy a sentar a ver bien el vídeo, estudiar de cerca el trabajo que se hizo, para determinar qué fue lo que sucedió. No quiero ninguna excusa, pero te digo la verdad, no me sentía rápido, no me podía mover.

He oído mil cosas; que Salido había dado positivo en un dopaje una vez y que podía estar dopado para esta pelea. Pero yo no creo nada de eso. Creo que él vino preparado e hizo muy bien su trabajo.

Yo lo dominé los primeros asaltos. Entonces me dio ese golpe en el quinto y me derribó. Usó una buena estrategia, y el árbitro la paró.

 

¿Qué piensas del trabajo del réferi Roberto Ramírez, hijo?

Tampoco voy a ponerlo en tela de juicio. Sí le dije a la señora Dommys Delgado Berty (presidenta de la Comisión de Boxeo Profesional de Puerto Rico) que yo no quería ese árbitro, quería uno con más experiencia. El jueves se lo comentamos. Ese día yo se lo dije a Paco (Valcárcel, presidente de la Organización Mundial de Boxeo, que avaló el encuentro) y Peter (Rivera, su copromotor) se lo informó a Dommys. Ella quedó en hablar con Paco.

Querían que Gino Rodríguez (un oficial de mucha más experiencia) fuera el árbitro. Pero de momento llega a mi camerino Roberto Ramírez, hijo, (para dar las instrucciones previas al combate). No sé lo que sucedió. Yo no digo que la paró mal; no digo que la paró bien. Hay que estar allá arriba en ese momento para saber. Pero me dijeron que luego indicó que sí lo hizo mal.

 

Pareció que, cuando intervino, tú le cuestionaste por qué había parado la pelea.

Sí yo le cuestioné, porque yo estaba tirando golpes con él (Salido). Si hubiera estado indefenso, es otra cosa.

Pero yo no estaba aturdido, si no, te lo digo. En la pelea de Bernabé Concepción, sí yo estaba aturdido, con todo y que gané por nocaut. Pero esta vez yo estaba claro, tanto así que cuando la seguridad me sacó (del ring) equivocadamente por el medio del público, yo les dije “Espérate, dame un ‘break’ y vamos a atender el público. Ya estamos aquí”, y complací a varias personas, me tiré fotos con ellos y los saludé. Me acuerdo claramente de todo.

 

Antes de la pelea, dijiste muchas veces que la clave para ganarle a Salido era esquivarle la derecha, que era su mano fuerte. Pero la noche de la pelea, no lograste hacerlo. ¿Por qué crees que no pudiste?

No pude hacerlo. No me podía mover, no sé. No sé qué pasó.

 

¿Pero estabas consciente de que te estaba pegando con la derecha?

¡Claro! Hasta se lo dije a mi esquina: “Me está llegando con las manos. Estoy tratando de moverme, pero no puedo”.

Mi esquina me dijo que hiciera unos ajustes. Cuando me tumba (en el quinto), me levanto y en la esquina me dijeron: “Pelea a media distancia, bloquéalo y agárralo si tienes que agarrarlo. Pasa este round (el sexto) y luego empezamos a contragolpear”. Fue lo que hicimos y dominamos ese asalto número siete.

 

¿Recuerdas el golpe que te derribó en el quinto?

La verdad que no la vi (la derecha). Como él se para y la tira la derecha por encima, tú no la ves venir. Quizás los ‘sparring’ (compañeros de guanteo) que usamos no eran los apropiados. Lo que pasa es que Salido tiene un estilo bien difícil, diferente. Usamos ‘sparring’ de mucha calidad. Pero es difícil conseguir peleadores como él.

 

Con Salido intentaste algo que también hiciste con Márquez: cuando él te lastimaba, tú lo buscabas para intentar colar una mano fuerte y demostrar que estabas vivo y en la pelea. ¿Crees que eso pudo haberte afectado contra Salido?

Puede ser que al yo tratar de intercambiar con él, me haya cogido con sus manos fuertes. La idea era pelearle a media distancia, caminando hacia atrás.

Pero como él me llegó temprano con sus golpes, yo elegí irme de tú a tú con él, para que supiera que yo estaba ahí, no dejarlo que se me montara.

Pero me cogió con sus manos, me hizo daño con sus golpes. Yo estaba un poco mal, pero cuando pararon la pelea yo estaba consciente.

 

¿Quieres la revancha inmediata?

La revancha queremos que sea inmediata. Tengo entendido que así será. Vamos a determinar en estos días, y nos vamos a reunir en persona con Bob Arum. Lo ideal pues que sea como para septiembre. Y de ganarle, pues que hagamos la trilogía, porque sería lo más adecuado.

 

¿Puedes seguir en las 126 libras?

Sí, nosotros pensábamos subir a 130, pero a fin de año.

 

¿Cómo cambia esto tus planes de una segunda pelea con Rafa Márquez y una unificación con Yuriorkis Gamboa?

La pelea de Gamboa no se afecta mucho, pues siempre se ha hablado de hacerla a mediados del año que viene. Así que podemos hacer dos más en 126 con este muchacho (Salido).

Sí trastoca la revancha con Márquez. Tenemos que analizarlo, porque Bob podría decir: “Vamos a hacer la revancha con Márquez y el ganador que pelee con Salido”.

 

¿O sea, que estarías dispuesto a que la revancha no sea inmediata?

Habría que sentarnos a discutirlo. Yo estoy dispuesto al mejor negocio. Si es con Márquez, la hacemos. Pero personalmente quiero la revancha inmediata.

 

¿Qué te dijo Bob Arum después de la pelea?

He leído unos comentarios sobre que yo estaba muy subido de peso (entre peleas), que si en 170 libras, pero a mí no me lo dijo. Y yo no subí tanto de peso, jamás y nunca.

 

¿Cuánto fue lo más que subiste?

Lo más que pesé fueron 154 libras.

 

¿Sientes que aún tienes el apoyo de Arum y su empresa?

Cien por ciento. “Esto no se acaba aquí”, fue lo que me dijo. Solo me recomendó que quizás lo mejor sería tratar de entrenar fuera de Puerto Rico.

 

¿Por las distracciones?

Él me dice que por las distracciones, aunque yo encuentro que hago bien mi trabajo en Puerto Rico. Hay que ver su punto de vista, sus intereses, claro. Ya Orlando (Piñero, su manejador y mentor) me había comentado sobre entrenar fuera de Puerto Rico. Pero a mí me gusta estar cerquita de mi familia, cerquita de mis hijos. Por eso nunca he querido entrenar fuera de aquí. Pero si hay que hacerlo, lo hacemos.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: