Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de enero de 2013
Otros flash
 

Entre parranda y arte

El vacilón entre amigos y familias fue la consigna del último día de la cita cultural

Por Carmen Graciela Díaz / Especial El Nuevo Día

En las Fiestas de la Calle San Sebastián se bebe, se baila y el bullicio musical complica el paso. Pero la cultura es el elemento base, esencia de una jornada que terminó ayer tras una asistencia que rebasó las expectativas desde su inicio el jueves, inconvenientes con el sistema de transporte colectivo y un asesinato en la madrugada de ayer en la Plaza del Quinto Centenario en el Viejo San Juan.

Pero pese a cualquier cosa, el pueblo celebraba desde temprano, de vacilón en vacilón, y muchos con interés en acercarse a las expresiones culturales de artistas que animaban las esquinas o a proyectos como Los Zapatos de Oro de Kilo 365 en la Plaza Colón.

“Hay un interés grandísimo por lo que tiene que ver con el elemento teatral de las fiestas, tanto con los cabezudos como con el uso de las calles y las plazas para presentar arte, piezas de teatro y comparsas”, expuso el director de la compañía teatral Agua, Sol y Sereno, Pedro Adorno, mientras le daba forma a un cabezudo del artista Rafael Tufiño que debe estar listo el próximo año.

Según Adorno, una de las claves tras el éxito de esta cita es el contacto de los artistas -de compañías como el Circo Nacional de Puerto Rico, Agua, Sol y Sereno y Y No Había Luz- con el público versus otras actividades “que se quedan en la tarima, tipo fiestas patronales, que no tienen ese contacto directo con las audiencias”.

En la Plaza de la Barandilla, el actor y mimo Luis Oliva encandilaba a los curiosos en su papel del ferrocarril, “una pieza de museo, que este año hubiera cumplido 124 años de existencia” pero que, como proclamaba, por el progreso no lo logró. Los aplausos fueron la contestación.

“Estas fiestas han acabado de tan buenas que han estado. Bueno yo he venido dos días, sábado y domingo. Han estado fenomenales”, opinó Norma Vega Bauzá, de 85 años, quien compartió que disfruta sentarse en un banco para ver pasar a la gente. “Cada vez vienen más”.

Para Carlos Reyes Ortega, artesano que participa hace cuatro años con sus pinturas y dibujos, la organización tiene “espacio” para mejorar. “El ánimo ha sido bastante bueno, pero considero que tenemos que concentrarnos más en el arte y no tanto en beber. El principal motivo de las fiestas debe ser apreciar a los artistas y lo que están haciendo”, dijo acerca de la edición de este año que se le dedicó al músico Draco Rosa.

El sociólogo Manuel Torres Márquez destacó que el ánimo en el evento contrastó con otras ediciones porque “las fiestas de este año tienen un elemento adicional, (...) que el pueblo está celebrando un cambio de gobierno, un nuevo banco de esperanza”.

La feria cultural que se realizaba en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe le trajo una atmósfera más sosegada a quienes acudieron por libros, artesanías, conferencias y música.

Gilberto Torres, acompañado de su esposa Nilda Torres, sostuvo que si bien fue lamentable que se registrara un asesinato, ello no les minimizó sus deseos de asistir porque “eso pasa donde quiera”.

Asimismo, el matrimonio coincidió en que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, hizo “lo que había que hacer para mantener el orden” en torno a su mandato de utilizar las patrullas de la policía en la madrugada del sábado para transportar a los ciudadanos y “evitar un motín”, como le indicara Cruz a los medios.

El día transcurrió con normalidad, sin ningún incidente, como dijo el sargento J. Vázquez, de la Policía de San Juan. Había satisfacción además entre los comerciantes, como el gerente de La Cubanita, Gabriel Villafañe, y Esteban Ramírez, de Los Bacalaítos Jumbo de Cano, al coincidir que las ventas de este año sobrepasaron las de ediciones previas. El pueblo, entretanto, seguiría de parranda.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: