Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

SAN JUAN - Siete de las entidades públicas que promueven la cultura en Puerto Rico podrían perder hasta el 60% de sus fondos si la Asamblea Legislativa acoge las recomendaciones presupuestarias del gobernador Luis Fortuño.

Los presupuestos actuales de esas siete entidades totalizan 49.8 millones de dólares, pero Fortuño recomendó que se reduzcan a 30 millones para el próximo año fiscal.

“Aquí todavía no se dan cuenta de que la cultura es el alma de nuestra nación. Me siento verdaderamente apenado, siempre la cultura es la que sufre el impacto económico”, expresó Ricardo Alegría, fundador del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).

A su juicio, no es la primera vez que esto ocurre bajo un gobernador del Partido Nuevo Progresista: “Cada vez que el grupo anexionista toma el poder, la cultura sufre porque ellos entienden que la cultura es el obstáculo para la anexión” a Estados Unidos.

En su proyecto de presupuesto para el año fiscal 2009-2010, Fortuño recomienda recortes presupuestarios de 77.2% para la Corporación de Artes Musicales, de 76% para el Conservatorio de Música, de 71% para la Escuela de Artes Plásticas y de 66% para el Centro de Bellas Artes.

Asimismo, sugirió reducir en 65% el presupuesto de la Corporación para el Desarrollo de las Artes, Ciencias e Industrias Cinematográficas, en 55% el de la Oficina Estatal de Conservación Histórica y en 52% el del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).

No fue posible conseguir una reacción inmediata de Carmen T. Ruiz de Fischler, la directora ejecutiva del ICP, principal agencia pública para la promoción y el enriquecimiento de los valores culturales.

La presidenta de la Comisión cameral para el Fomento de las Artes y la Cultura, Iris Miriam Ruiz, expresó preocupación con los recortes, pero los justificó.

“Me preocupan, naturalmente, esos recortes, pero tengo que entender que estamos en una crisis fiscal”, manifestó la legisladora novoprogresista, quien, no obstante, advirtió que las recomendaciones ejecutivas podrían ser enmendadas.

“Estamos estudiando el presupuesto y en esa área (la cultura) analizaremos si esos recortes crean una fisura y de dónde nosotros podríamos ayudar”, acotó.

Para la ex presidenta del ICP Teresa Tio, la acción de Fortuño es “un acto de traición” al pueblo puertorriqueño.

“El pueblo de Puerto Rico espera en momentos tan difíciles como los que habremos de vivir cuando se despidan miles y miles de empleados, que se respete el derecho a nuestra continuidad histórica y a nuestra voluntad de ser”, sostuvo.

Fortuño ha anunciado que el gobierno tendrá que despedir unos 30,000 trabajadores públicos para poder enfrentar el déficit fiscal.

“Se está tratando de asfixiar el espíritu puertorriqueño... Con ese recorte (presupuestario), el ICP tendrá que despedir muchos empleados y se quedará con un edificio vacío en su espíritu, vacío en su capacidad de promover y gestionar la actividad cultural”, agregó Tio.

Sobre la restauración y el mantenimiento de los cerca de 40 edificios de carácter histórico bajo el ICP, puso en duda que haya fondos para llevar a cabo esos trabajos y dijo temer “que se esté tratando de privatizar los edificios históricos”.

El arquitecto Carlos Rubio, director ejecutivo de la Oficina Estatal de Preservación Histórica —adscrita a La Fortaleza—, se mostró confiado en que su labor no se verá afectada por el recorte de 55% en el presupuesto de esa entidad.

“Lejos de verlo como un problema, lo veo como una oportunidad... Ante la crisis fiscal, mi meta es maximizar la inversión de los ingresos propios producto del alquiler de nuestras facilidades”, manifestó.

Se refirió a lo que se conoce como el complejo del Cuartel de Ballajá, cuya mantenimiento es sufragado con el dinero de los alquileres y actividades que se celebran en esas estructuras del Viejo San Juan.

No obstante, reconoció que el presupuesto recomendado elimina cerca de un millón de dólares que esa entidad invierte en la rehabilitación de las estructuras.

En su mensaje de presupuesto la semana pasada, el gobernador Fortuño propuso una reducción de 1,800 millones en el presupuesto gubernamental para el 2009-2010, un 20% más bajo que el vigente.

Al presupuesto recomendado de 7,670 millones de dólares hay que sumarle otros 2,500 millones de un préstamo que se hará para crear el Fondo de Estabilización Presupuestaria, que dispone 1,000 millones de dólares para los gastos relacionados con el despido de empleados públicos.


💬Ver 0 comentarios