Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Parecería que, de un tiempo para acá, la escritora Yolanda Arroyo Pizarro sólo recibe buenas noticias. Le explico mejor. Hoy, a las 7:00 p.m., en la Librería Mágica se presenta su novela “Caparazones”. Cuente además que hace poco fue elegida para disfrutar de una beca, la Latino Woman Writer Fellowship Grant Award 2011, que le permitirá trabajar con calma en Nuevo México, Estados Unidos.

Y, antes que eso, uno de sus cuentos, “Avalancha” , fue seleccionado para integrar la Antología en este género que hace poco editó la Universidad Autónoma de México.

De “Caparazones”, novela presentada en el evento LIBER en Barcelona, cuenta que surgió a partir de la creación de la novela “Los documentados” y un cuento infantil en el que manejó el peligro de extinción de los tinglares.

“Siempre me venían a la mente estos personajes que viajaban y me interesó el tema ecológico. Cuando uno estudia un tema ve las capas grises”, dice.

El texto que presentará la profesora Melanie Pérez Ortiz trata sobre una periodista y una fotógrafa que comparten interés por las tortugas y se enamoran.

Un antiguo monólogo que rescató en la novela resalta que el ser humano escoge un ideal y cuando se ciega por este resulta “detrimental para otros ideales dentro de su familia y su grupo”.

Tuvo las condiciones idóneas para, una vez más, escribir desde el margen sobre un tema que le apasiona: los derechos humanos. “Se me hace natural pelear por los que no pueden”, menciona la creadora que habla también de identidad racial y de género.

Sobre la beca recibida indica que “necesitaba ese paso de crecimiento”. El National Cultural Center de Nuevo México le ofrece hospedaje y alimentación por tres meses para que escriba sin complicaciones económicas. Además le otorgan una beca de $3,500.

“Necesitaba ese paso de crecimiento. Será enriquecedor porque además daré talleres, charlas y conoceré personalidades del mundo de las letras hispanas. Trabajaré una obra sobre unas mujeres cimarronas que vivían en la Isla en el periodo esclavista”, adelanta sobre el uso de la beca que ya recibió el poeta boricua Martin Espada.

En torno a la inclusión en la Antología de la UNAM publicada en noviembre del 2010, destaca que en su primera edición fueron incluidas Ana Lydia Vega y Mayra Santos-Febres.

“La editó Rosa Beltrán”, explicó, “es emocionante porque incluye amigos que he hecho a lo largo de la carrera como Andrés Neuman o Mario Bellatín. Me dejó tremenda satisfacción saber que estoy en tan buena compañía”.


💬Ver 0 comentarios