El artista urbano Banksy, cuya identidad permanece como un misterio, publicó en su blog hoy que plantó ayer en las calles de Nueva York una venta de arte durante la cual pasaron horas antes de que vendiera un cuadro.
La obra de Banksy, quien se cree es un gratfitero de Londres, reflejan bromas visuales sobre política, cultura pop y otros temas morales, suelen estar valorados en miles de dólares.
Sin embargo, el vídeo refleja a un vendedor aburrido que tiene que esperar horas hasta vender las primeras obras enmarcadas luego de hacer un descuento.
Al resto de los compradores que adquirieron los cuadros para “decorar sus paredes”, fueron abrazados por el vendedor, como quien sabe que hicieron una gran inversión.