Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (vertical-x1)
Jeimy Osorio y Juan Vélez afirman que participar en este musical les ha llevado a redescubrir sus propias capacidades artísticas. (Luis Alcalá del Olmo)

Cuando la actriz puertorriqueña Jeimy Osorio salga al escenario esta noche, en el estreno del musical “Borikén”, lo hará con la consciencia de que más allá de darle voz a un personaje, caracteriza y representa a todo un país.

“Borikén no solamente es una chica que quiere cantar, ella es una isla que tiene una voz, que tiene unas raíces, que se siente muy orgullosa de lo que tiene y que no importa donde se encuentre, ella siempre lleva su bandera con mucha dignidad”, expresó a El Nuevo Día la protagonista de la pieza que se presentará hasta el domingo en la Sala de Festivales Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré en Santurce.

Durante un ensayo técnico de la pieza, que cuenta con un elenco compuesto por más de 40 artistas, la histrión que dio vida a Celia Cruz en la teleserie inspirada en la guarachera explicó que si bien su pasión artística más grande lo es la música, “Borikén” le ha dado la oportunidad de alcanzar un registro vocal que ella desconocía que tenía.

“A nivel musical yo nunca había trabajado en estos niveles. Además, es el reto de actuar, cantar y bailar a la vez y hacer notas altas”, comentó.

En el musical Jeimy se pasea por géneros tan sublimes como el blues y la balada hasta otros más enérgicos, como bomba, plena y reguetón. De todos los temas creados por el compositor Ángel “Cucco” Peña, es un blues titulado “Habrá un lugar” el de mayor desafío para ella.

“Es un blues con notas allá arriba (bien altas). Ha sido la más difícil de interpretar porque no solamente es cantar sino transmitir porque cuando tú estás haciendo un musical, tú te ves de este tamaño en el escenario y tienes que proyectar todo lo que estás cantando. Este blues-bolero, representa angustia, representa dolor, desilusión y transmitir esas emociones y dentro de la misma canción transformarlo y llevarlo a un nivel de inspiración, de poder y de valentía requiere muchas emociones dentro de mí”, manifestó.

“Cuando yo escuché la canción la primera vez, cantada por Hilda Ramos, yo dije: ‘no puedo, no puedo; yo no sé cómo lo voy a hacer’. Gracias a Hilda y a Cucco pude hacerlo. Para mí va a ser un gran reto al frente de mucha gente porque nunca he hecho unas notas tan altas”, añadió.

Junto a ella, debuta como actor el cantante puertorriqueño Juan Vélez. El intérprete no ocultó el entusiasmo de poder estrenarse en la actuación en una pieza en la que ha podido fortalecer sus destrezas interpretativas.

“Es un papel bien natural para nosotros porque es parte de lo que yo vivo a diario: la música, la calle, las oportunidades. Es algo que no se sale de mi realidad. Mi papel es el de un muchacho puertorriqueño que mantiene sus costumbres boricuas en Nueva York. Cuando Jeimy (Borikén) llega allá, yo soy quien la guía porque yo trabajo con la música allá, pero sé lo que ella va a enfrentar”, explicó.

“Ya hoy hay mucha más confianza con el texto, ya uno lo tiene memorizado, internalizado. Los primeros días era diferente. Eran unos ensayos de mesa en los que yo preguntaba ‘¿cómo digo esto?’, la entonación, la fuerza con la que se habla en el teatro porque se articula más; es una escuela. Tengo mucha suerte con ellos. Es un equipo excelente”, indicó Vélez.

El director, Tomás Rodríguez Pantoja, también cónsul de España en Puerto Rico desde hace dos años, indicó que la complejidad más grande que tiene la producción es la gran cantidad de artistas en escena. A nivel de dirección, también señaló como dificultad el hacerle entender al elenco que no se trata de un concierto, sino de una historia contada con música y bailes, que al mismo tiempo hay que transmitir al espectador.

“Al final, mi sueño sería, en un país como Puerto Rico, que en este momento está sumido en una especie de tristeza general por cómo van las cosas, –en el fondo van así en todo el mundo, pero aquí van muy mal– entonces, darles aunque sea dos horas de que sientan legítimo orgullo por Puerto Rico, y que piensen que sí, las cosas van mal, pero el talento que hay aquí lo va a sacar adelante, que no haya ese pesimismo que hay en la calle”, subrayó Rodríguez Pantoja.


💬Ver 0 comentarios