(horizontal-x3)
(André Kang)

Un grupo de artistas iniciará hoy, sábado, un viaje por los 78 municipios de Puerto Rico para presentar la obra “¡Ay, María!”, una comedia para reflexionar en tiempos huracanados. Esta pieza, que saldrá de San Juan, se alimentará de los comentarios que se recojan en el camino y en un mes regresará a la capital.

José Eugenio Hernández, Mickey Negrón, Bryan Villarini, Marissa Gómez y José Luis Gutiérrez, conforman el elenco principal de esta peculiar puesta, en la que también colaborarán Cristina Soler y Yan Collazo, y que es producida por Mariana Carbonell y dirigida por Maritza Pérez Otero.

El grupo se moverá en una casa móvil, la cual vestirá una bandera de Puerto Rico hecha con retazos de ropa usada, y que servirá como hogar de algunos de los integrantes por el próximo mes. Con la obra se estrena un nuevo teatro rodante, así como la casa productora Ipso Facto, que en momentos de emergencia ha reaccionado con inmediatez y creatividad para avivar al país.

En la tarde de ayer, el grupo presentó un ensayo general abierto al público en el Arsenal de la Puntilla, en el Viejo San Juan, con el fin de recoger opiniones y comentarios que comiencen a nutrir la obra.

La directora Maritza Pérez Otero explicó que la artífice del proyecto es Mariana Carbonell, quien la invitó a montar y dirigir esta pieza de creación colectiva, la cual se armó con las experiencias, ideas y comentarios de todo el elenco.

“Este fue un proceso de locura porque nunca había montado una obra teatral en menos de tres meses y esto se montó en seis días, trabajando cuatro horas diarias. Pero gracias a que tenemos un gran elenco, que son profesionales, salió. Por eso estamos haciendo este ensayo general con público invitado para que nos puedan dar una opinión o crítica con lo que falta”, expresó Pérez Otero.

Aunque la obra está terminada, la pieza cuenta con una estructura que permite incorporar cambios, por lo que se podrán sumar comentarios o historias del público.

“Yo diría que está en constante crecimiento porque desde hoy (ayer), que es el ensayo general abierto al público, la obra va a empezar a alimentarse de las anécdotas de los espectadores. Hay un momento donde nosotros vamos a abrir el foro para que la gente hable y relate sus experiencias”, explicó el artista Mickey Negrón sobre el formato de las presentaciones.

“¡Ay, María!” presenta las vivencias de un grupo de vecinos que lleva años viviendo en el mismo sitio, pero no es hasta que pasa la tormenta que se conoce y se ayuda. Con un montaje sencillo, la obra aborda el tema de la solidaridad, sin dejar afuera el comentario político y la crítica social. Es así como aparecen menciones a figuras que han tenido que ver con la emergencia que vive el país, desde Ada Monzón y Donald Trump hasta el gobernador Ricardo Rosselló y personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Estamos conscientes de que es un temaque tratamos con humor, pero con mucha sensibilidad sabiendo que podemos tocar heridas que no han sanado. Pero estamos ahí para decirles a todos que somos parte del pueblo y que estamos aquí para escucharlos, abrazarlos y para recordarles que si este país de alguna manera se ha movido ha sido a pesar de los obstáculos, las contradicciones y las mentiras del gobierno. Se ha movido por la solidaridad de los ciudadanos, de todos aquellos seres que aman a Puerto Rico”, opinó Cristina Soler, quien al igual que Yan Collazo, participará de la obra dependiendo de las necesidades que tenga la producción.

Mickey Negrón, en tanto, comentó que el propósito de la obra es que el pueblo reconozca su trabajo y su valentía, a la vez que continúe fomentando la unión comunitaria. “Los que estamos aquí hace tiempo que estamos de pie. Los que tienen que levantarse son los que están en el gobierno”, afirmó el artista, toda vez que señaló que esta catástrofe que vive el país ha dejado al desnudo la corrupción que ha arropado la isla por las pasadas décadas.

Esta pieza se celebrará totalmente libre de costo para el disfrute del público. En cada presentación el grupo tendrá a la venta unas camisetas para recaudar fondos y recuperar lo invertido. Negrón dijo que el proyecto ha sido posible gracias a la inversión de un amante del arte -que ha preferido mantenerse en el anonimato- pero cuya ayuda ha sido fundamental para realizar ese trabajo.

“Para nosotros esta pieza ha significado la posibilidad de quedarnos en el país y fue un bálsamo encontrar un trabajo como este, de compromiso social, y que también significa un ingreso para nosotros”, afirmó.

Ayer, durante el ensayo general de la obra, el público rió, pero también pensó sobre lo acontecido en el país en estos pasados 52 días. Los artistas, que bailaron y cantaron, integraron a los presentes en la obra, haciéndoles diversas preguntas, siendo una de ellas qué habían aprendido tras el paso del huracán. Fue entonces que una niña celebró que ninguno de sus compañeros de escuela se fue a Estados Unidos, un joven reflexionó sobre la situación que vive el país y un señor descubrió que “el arroz con salchicha es bien bueno”. Y así, entre risas, silencios y aplausos, arrancó “¡Ay, María!”, que puede servir como lamento, desahogo, pero, sobre todo como grito colectivo en estos tiempos de resistencia.


💬Ver 0 comentarios