Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cerrar los ojos es casi inevitable. 

-Oye, ¿te dormiste? 

-No. La estoy viendo. 

Lo que "mira" es una historia que escucha en el portal de Radio Ambulante (RA), un proyecto radial que narra historias provenientes de diversos países de habla hispana sin olvidar a Estados Unidos. El distintivo principal del contenido es que persigue trasladar la estética de la crónica de prensa escrita a la radio. 

Y sí. Cuando escuchas el relato, sus voces y los sonidos que lo pintan no puedes evitar adjudicarle colores y formas. La imaginación está de fiesta. 

“Este tipo de radio no lo estamos inventando”, afirma desde San Francisco la directora ejecutiva de RA, la colombiana Carolina Guerrero quien junto a su esposo, el escritor peruano Daniel Alarcón, idearon en el 2011 esta versión en español de un formato que bien ha aprovechado la radio pública en inglés, entre otros idiomas. 

“Muchos hispanos acá sentían que faltaban programas que contaran historias en su idioma. No hay nada más honesto que la voz humana y en tu idioma te toca el alma”, dice Guerrero. 

La diversidad temática del contenido impulsa la posibilidad de que suceda esa conexión emocional. 

Porque si te narran los altibajos de la historia amorosa que comparten Yadira, Javier y Lucía, la decepción que agobia a un narrador de fútbol argentino ante el histórico descenso de su equipo, la fantástica coincidencia que supone que dos escritores se llamen igual y tengan un asombroso parecido físico sin compartir ADN o te cuenten sobre el fervor conque algunos colombianos adoptan cuerpos de fallecidos desconocidos para rendirle tributo en el cementerio el resto de sus días es casi seguro que terminarás de escuchar las historias. Y querrás más. 

“Ha sido un proceso largo y difícil pero creo que hemos logrado algo importante”, reflexiona Alarcón para quien la radio no es una vía ajena puesto que indagó en las reacciones que ella genera en su novela Lost City Radio (2007). 

Éste recalca satisfecho que cuentan con productores y reporteros “de confianza” así como con oyentes en más de cien países que les escriben. 

“Tenemos cada vez mejor acceso a historias interesantes, tenemos interés de participar. Lo que hemos logrado me llena de orgullo porque la gente escucha Radio Ambulante, le pone play y espera algo bueno”, sostiene Alarcón. 

Eso de que cada mes los oyentes aguardan por una historia nueva y que la segunda semana del mes se repite alguna ya estrenada impone mantener el ritmo y la calidad. Fácil suena, lograrlo es historia aparte. 

Con Camila Segura, Nancy López y Martina Castro, Alarcón edita las historias luego de escribir un guión y escoger las citas -de entre horas de grabaciones a los entrevistados- que mejor contarán la historia radial. 

En principio intentaron relatos de una hora cada dos meses pero no funcionaron; principalmente porque la larga espera saboteaba la fidelidad de los oyentes en un mundo bombardeado de ofrecimientos virtuales. Mejor respuesta reciben las historias que oscilan entre los 8 y quince minutos que aparecen en el portal de RA con un ritmo fijo de estreno. 

Los acentos reflejan los variados matices que al español le ponemos en cada región; no se pretende un español neutral de cadena televisiva ni tampoco se apoya uno tan regionalista que dificulte la comprensión. 

“Es algo que me fascina, escuchar esas diferentes maneras de hablar, eso le da riqueza lingüística a la región. Sacar a relucir esas variedad es importante para nosotros”, afirma Alarcón quien además de sus trabajos literarios imparte cursos universitarios de periodismo y de literatura latinoamericana además de talleres de creación literaria en San Francisco. 

Una vez al año lanzan convocatorias vía redes sociales para que los oyentes sometan posibles historias. 

Otra cara

Los estereotipos sobre otros que inevitablemente dibujamos en nuestra vida en comunidad chocan con estas historias que presentan otro rostro del latino.

 “Estoy convencida de que estas historias pueden cambiar el diálogo con los latinos en Estados Unidos”, subraya Guerrero, “pueden humanizar el concepto que se tiene de ellos; muchas veces nos ven como villanos y no se dan cuenta de que somos humanos”. 

De igual modo la iniciativa cultural ofrece otra avenida expresiva para Alarcón, autor de la novela gráfica Ciudad de payasos y, recientemente, de Los provincianos

“Lo más interesante siempre en Radio Ambulante es trabajar la historia y yo he hecho mucho trabajo en ese oficio. Con los cambios en el mundo de la publicación, del mercadeo y la publicidad, ahora es cómo un narrador busca espacios alternativos para poder contar sus historias porque si no, no van a llegar al oyente ni al lector porque el mundo está cambiando”, apunta Alarcón. 

La pregunta del millón es cómo sostener económicamente Radio Ambulante. En principio, una campaña en la plataforma Kickstarter y ahorros de Alarcón 

viabilizaron las primeras historias. 

Luego apostaron por las alianzas con medios que impulsaran sus números de visitantes -como la que mantienen con la cadena BBC o la Public Radio International- y con organizaciones que apoyan la gestión cultural que otorgan fondos económicos. Éstos apoyan gastos de viaje de los reporteros y la producción de las historias. 

No contemplan cobrar por el acceso al contenido pero consideran insertarle publicidad al inicio o al final de cada crónica como suele hacerse en la red. 

“Las alianzas estratégicas han sido fruto de producir con calidad, eso nos ha ganado reputación y con ella llegan las propuestas”, menciona Alarcón. 

Alianzas “formales e informales” con revistas como Anfibia en Argentina, Etiqueta negra en Perú o Emeequis en México les permiten compartir costos y contenidos. 

“Creo que ése es el futuro del periodismo”, vaticina Alarcón quien no hapensado aún si la academia observa la iniciativa, “porque es caro hacer el periodismo que nosotros hacemos. Es un reto y nosotros nos enfrentamos a ese reto con muchas ganas, mucha creatividad y colaboración porque si no, no lo logramos”. 

La urgencia por contar historias tiene una justificación. Los buenos relatos, los que se esconden tras los grandes titulares están en cualquier esquina. 

Radio Ambulante solo aspira a registrarlos y robárselos al anonimato. El oído sigue en tierra.

CONOCE A RADIO AMBULANTE

Daniel Alarcón y Carolina Guerrero idearon el proyecto en el 2011. En octubre de este año visitarán el Festival de la Palabra que se celebra en Puerto Rico.

En el 2012 se lanzó un proyecto piloto y una campaña en Kickstarter.

Se han registrado entre 5 a 7 mil visitantes por episodio. 

Mantienen alianzas con BBC, Public Radio International y las revistas Etiqueta negra, Anfibia y Emeequis.

Integran el equipo Camila Segura, Nancy López, Annie Correal y Martina Castro, entre otros.

Accede: radioambulante.org


💬Ver 0 comentarios