Ellen DeGeneres conmemora los 20 de su
Ellen DeGeneres, a la derecha, y su novia, la actriz Anne Heche, llegan al estreno mundial de la nueva película "Face / Off", el 19 de junio de 1997. (Archivo / AP)

Nueva York — Con el titular de "Sí, soy gay" en la portada de la revista Time y la misma declaración en su serie de comedia, Ellen DeGeneres hizo historia hace 20 años como la primera estrella de TV en el horario que salía del clóset, capturando los corazones de simpatizantes homosexuales y heterosexuales en medio de un torbellino de mensajes de odio, amenazas de muerte y, por último, tiempos oscuros frente y detrás de las cámaras.

El capítulo de "Ellen" "The Puppy Episode" que se transmitió el 30 de abril de 1997 fue más que un éxito. Fue uno de esos momentos culturales que invitan a preguntarle "dónde estabas tú" a cualquiera remotamente interesado en la TV, o en el progreso de las personas LGBTQ que trabajan en la TV, o que consideraban salir de su propio clóset en una época aún arriesgada.

La publicación Variety lo resumió de este modo: "Al llegar al punto climático de una temporada de creciente expectación, Ellen Morgan (gerente de una librería y alter ego de Ellen DeGeneres) finalmente reconoce esta noche que es lesbiana en una hora de 'Ellen' que representa la salida más publicitada de la televisión desde que Little Ricky se fue de Lucy hace 44 años”.

El bombo era real, alimentado por el deseo personal de DeGeneres de acabar con su secreto a los 38 años y hacer lo propio con su personaje de la TV. La declaración en Time se publicó poco más de dos semanas antes, pero "Puppy" estuvo planificándose durante meses a puerta cerrada.

¿Por qué arriesgarlo todo? Porque DeGeneres, uno de los soles de Estados Unidos de ese entonces y hoy, estaba harta de mentir y de esconderse.

"Se volvió algo más importante para mí que mi carrera", dijo la actriz y comediante en una entrevista reciente con The Associated Press. "De pronto dije, '¿Por qué estoy avergonzada de quien soy, tú sabes, sólo para ser exitosa y famosa en los ojos de la sociedad?'".

El odio también fue real. El púlpito de conservadores reaccionó incluso con anuncios a toda página en los periódicos (el difunto reverendo Jerry Falwell la llamó "Ellen DeGenerada"). Recibió correos de desprecio de todas partes, incluso uno para su invitada Oprah Winfrey diciéndole que "se vaya de vuelta a África". Cuando "Puppy" terminó, el elenco, el equipo y el público en vivo fueron desalojados del estudio en Burbank, California, por una amenaza de bomba.

Winfrey, quien interpretó a la psicóloga de Ellen en el episodio, dijo a la AP que no tenía idea de que "iba a recibir los peores mensajes de odio” en su carrera. Elogió a DeGeneres por tener el valor de producir un "momento seminal para alguien que se estaba escondiendo detrás de cualquier cosa".

El episodio fue visto por unos 44 millones de espectadores. Ganó un premio Emmy al mejor guión, un Peabody como punto de referencia y otros numerosos reconocimientos. La atención coincidió con una nueva y muy pública relación para DeGeneres con su novia de ese entonces, la actriz Anne Heche, que también salía del clóset.

La siguiente temporada, la quinta para DeGeneres, fue la última. Fue un fracaso en términos de ratings. La cadena le añadió al programa la advertencia "contenido para adultos", algo que DeGeneres no supo de antemano. La temporada fue calificada por algunos como aburrida y "demasiado gay", al igual que la misma DeGeneres, que vivía orgullosa su vida con Heche fuera de la pantalla. Los patrocinantes rehuyeron y la serie fue cancelada.

DeGeneres entró en un "hoyo", una profunda depresión donde permaneció sin trabajar por más de tres años. Laura Dern, entre otras estrellas invitadas en "Puppy" y feliz de haber sido incluida, no trabajó un año tras haber interpretado a la chica por la que Ellen Morgan finalmente se declara gay. (Tanto Dern como Winfrey acompañarán a DeGeneres el viernes en "The Ellen Show" para conmemorar el aniversario).

Ellen García, una mujer gay de 47 años en San Pedro, California, trabaja como gerente de oficina en una organización sin ánimo de lucro para la salud mental. Tenía 27 años y solo se había abierto con algunos amigos y colegas cercanos sobre su sexualidad cuando vio el programa de DeGeneres.

"El cómo te sientes contigo mismo y cómo te sientes ante el modo en que la sociedad te ve es un gran factor. Por eso este programa fue tan importante, porque sacó todo eso a relucir", dijo. "Me hizo sentir normal".

¿Qué hizo que fuera el momento apropiado para DeGeneres? Pues nada, dice ella.

"Toda indicaba que no debía hacerlo. Mi publicista de entonces me dijo, 'No lo hagas'. El estudio, la cadena, todo el mundo me lo dijo", recordó. "Yo dije, 'Miren, podrán perder un programa pero habrá miles de otros programas que entren por esa puerta y tendrán otro programa. Esta es mi carrera. Si yo estoy dispuesta a perder mi carrera por esto, ustedes tienen que permitirme hacerlo'".

Y hacerlo no fue fácil. El primer borrador de "Puppy" fue rechazado por el contacto de Disney del programa. Tomó por siempre que aprobaran el guion, y "Puppy" finalmente salió al aire como el antepenúltimo capítulo de la cuarta temporada, una hora completa en lugar de la media hora usual. DeGeneres había ofrecido una fiesta en su casa en California para miembros del elenco y guionistas meses antes, en la cima de la cuarta temporada, y declaró entonces que quería salir del clóset, pero nadie estaba seguro cómo el mundo reaccionaría.

"Recuerdo estas caminatas de nuestras oficinas a las oficinas de Disney para ver a los tipos grandes", dijo Dava Savel, una de las productores ejecutivas y guionistas de la serie. "Caminamos con ella y fue como una especie de Marcha de la Muerte de Bataán. Fue como que, 'Ohhh, aquí vamos'. Recuerdo a Ellen llorando en el camino de regreso cuando Disney finalmente le dio el OK".

Se hizo historia

Amigos se reunieron frente a televisores. El grupo defensor de los derechos de los gay GLAAD organizó fiestas paraver el episodio luego que una afiliada de la cadena ABC en Alabama se negó a transmitir "Puppy".

Eventualmente DeGeneres tuvo un regreso espectacular, como anfitriona de su propio programa matutino de tertulia y novia de América, a los 59 años. (El presidente Barack Obama le otorgó el mayor reconocimiento a un civil de la nación, la Medalla de la Libertad, el año pasado). Numerosos papeles estelares para gays han aparecido desde entonces en la TV, pero los activistas esperan ver aún más diversidad y precisión en el desarrollo de historias y personajes.

Nada de eso importaba la noche del 30 de abril de 1997.

Así lo explica Eric Marcus, creador y presentador del podcast "Making Gay History" y autor de una colección de historia oral del mismo nombre de 2002: "Para cada persona, Ellen hizo que ser gay esté bien". 


💬Ver 0 comentarios