El actor Burt Reynolds fue ingresado a la unidad de cuidado intensivo de un hospital en Florida luego de sufrir una deshidratación severa y fiebre alta causada por influenza, reportan varios medios.

Reynolds había estado sufriendo síntomas de influenza que ha azotado el estado de Florida en esta época. Al empeorar su estado de salud, el actor de 76 años ingresó en el hospital.

Según un representante al llegar estaba “severamente dishidratado”, indica TMZ.

Se espera que el protagonista de Deliverance y Smokey and the Bandit salga de la unidad de intensivo próximamente, según ABC News.